|Viernes, Julio 19, 2019
You are here: Home » Artículos Destacados » La pregunta que nos hacemos ante el nuevo Papa / José Aldunate, SJ

La pregunta que nos hacemos ante el nuevo Papa / José Aldunate, SJ 

PapayPepe

Nota de la Redacción.-  Se han cumplido tres años de un pontificado que ha impactado al mundo por su sencillez y voluntad renovadora, más allá del entorno del catolicismo mundial. Por esto, nuestro Consejo Editorial y diversas personas muy queridas por el P. José Aldunate -que sigue estable y con los cuidados debidos en la Residencia S. Ignacio de Santiago de Chile-, nos han solicitado publicar este sencillo testimonio del P. Pepe a sólo semanas de que en Roma se presentara el nuevo Papa Francisco.

La pregunta que nos hacemos ante el nuevo Papa

Los jesuitas oramos por este compañero nuestro, el ahora Papa Francisco que pasó por Chile en su época de estudiante, de formación y de ejercicios espirituales, su elección suscita una renovada esperanza.

Hemos de resaltar el paso del arzobispo Jorge Mario Bergoglio por Buenos Aires, dice bastante; que se movilizara en Metro, que sea desde hace mucho admirador de San Francisco que también vivió una época de crisis en la Iglesia y que fuera el redactor de los documentos de la Conferencia de Aparecida en Brasil.

Como consecuencia de su formación ignaciana que marca su discernimiento hará esfuerzos por hacer una renovación de la Iglesia desde abajo. Como lo pidió en su primera aparición pública en la Plaza de San Pedro: pidió humildemente la bendición del pueblo romano…Todo un signo.

Ahora, yo insistiría en la importancia de esta pregunta que se ha hecho a los últimos papas: ¿Cuál es la tarea que Cristo ha confiado al obispo de Roma, respecto a la Iglesia universal? El munus petrium (la tarea petrina).

El Papa Francisco ha expresado sus juicios sobre diversos temas de Espíritu que animan a la Iglesia y le permite enfrentar los desafíos de un mundo en continua mutación bajo la mirada de un Dios que es Padre y nos quiere unidos, solidarios y fraternales.

El Papa Francisco tiene sus proyectos y está observando los “signos de los tiempos”, el acontecer de la historia. La Iglesia está conducida por el Espíritu y toda la Iglesia considera interesante lo que piensa el obispo de Roma, pero es decisivo lo que el Papa hoy piensa de la Iglesia… En el contexto de su memorable frase: “Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres…”.

Hay que observar los signos, con esperanza y, finalmente hay que ver la marcha de la historia.

José Aldunate, SJ

Residencia San Ignacio, Jueves Santo 2013

(Publicado en revista Reflexión y Liberación N° 97, abril-mayo de 2013).

Related posts: