|Lunes, Noviembre 18, 2019
You are here: Home » Temas de Sociedad » Día del Ser Humano y la Madre Tierra / Faustino Vilabrille

Día del Ser Humano y la Madre Tierra / Faustino Vilabrille 

ab72abe5-a709-4fc4-b4d8-0061fdcacb88

El ser humano es la misma Tierra en su expresión de conciencia, libertad y amor. Los pueblos primitivos llamaban a la Tierra La Gran Madre de los Mil Pechos, por su enorme capacidad fecundadora-creadora-alimentadora de vida.

Juan 13,31-33a.34-35

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre y Dios es glorificado en él (Si Dios es glorificado en él también Dios lo glorificará en sí mismo: y pronto lo glorificará). Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros».

Todos los días nos impacta terriblemente la tragedia de los emigrantes sirios, y tal vez por eso no pensamos en el drama de los emigrantes africanos, a los que queremos detener con los 4 kilómetros de vallas en Ceuta y Melilla. A un mafioso que se dedicada a pasar emigrantes de Africa a Italia le molestaba el llanto de un niño inmigrante y sin más lo tiró al agua. Huyen de Africa acuciados por el hambre extrema, como pasa en Nigeria.

Nigeria es el mayor exportador de petróleo de Africa Subsahariana, con 606 pozos de petróleo en el delta del Níger, pero en manos de compañías multinacionales extranjeras, sobre todo de la anglo-holandesa Shell y la norteamericana ExxonMobil, contaminando totalmente de petróleo las tierras de los agricultores que tuvieron que marchar de allí con lo que la producción de cacao se redujo en un 43% (Nigeria fue el mayor exportador mundial de cacao en 1960), el caucho se redujo en un 29%, el algodón en un 65%, y el maní el 64%. La abundancia de petróleo ha sido una maldición para Nigeria, porque enriqueció mucho a una pequeña minoría de nigerianos, llevando a la miseria a la gran mayoría, porque los beneficios de tanto petróleo se fueron todos, muchas veces fraudulentamente, para Europa y los EE.UU.

Nigeria tiene EL 88 % de la población en paro, el 70 % bajo el umbral de la pobreza de la cual el 60 % está en extrema pobreza con menos de un dólar al día, que afecta al 73 % de mujeres y niñas. La vida media es de 52,5 años. El IDH de Nigeria está en el 0,47, lo supone estar en peligro muy grave de conflictos sociales. La muestra evidente la tenemos en el movimiento terrorista nigeriano Boko Haram

Por eso nos preguntamos: ¿quiénes son los grandes judas de nuestro tiempo? Si salieran de Africa, este continente no estaría muriendo de hambre, de sed, de impotencia, de desesperación, de terrorismo, de emigración, de muerte cruzando el desierto o tropezando de bruces con las vallas, o ahogado en el Mediterráneo. Si salieran de Siria, se acabaría el drama de millones de sirios.

Qué lejos queda de esta realidad el gran “Mandamiento nuevo de Jesús de amarnos unos a otros como yo os he amado”

En lugar de llevar a Africa enseñanza, cultura y dignidad, solo hemos ido a quitarles lo suyo, sin mirar para ellos, ni hacer algo para ayudarles a superar sus supersticiones, como Nigeria, donde existen miles y miles de niños considerados brujos que viven en la calle. Muchos apenas aprendieron a caminar. Deambulan solos y se alimentan de lo que juntan en la basura o les arrojan los vecinos. Todos ellos fueron expulsados por padres convencidos de que habían traído al mundo brujos. La tradición dice que su permanencia en el hogar es un peligro y, por eso, el destino de esos bebés es el destierro familiar.

La cooperante danesa Anja Ringgren Lovén dice: “Hay en Nigeria miles de niños a los que acusan de ser brujos. Hemos visto niños torturados, niños muertos, niños aterrorizados. Estas imágenes muestran por qué lucho. Por qué vendí todo lo que tenía en Dinamarca” para hacer algo por ellos (El Mundo 24/02/16).

Sacando el petróleo de la tierra, la matamos a ella y a nosotros porque lo convertimos en ingente basura contaminante. El Hombre y la Tierra están en nuestras manos: solo serán lo que nosotros hagamos por él y por ella. Hoy, 22 de abril, es el día de la Madre Tierra: ella y nosotros somos uno, porque el ser humano es la misma Tierra en su expresión de conciencia, libertad y amor. Los pueblos primitivos la llamaban La Gran Madre de los Mil Pechos, por su enorme capacidad fecundadora-creadora-alimentadora de vida.

Cuidar el Hombre y cuidar la Tierra son inseparables

Un cordial abrazo tod@s y a la Gran Madre Tierra.

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

Related posts: