|Viernes, Agosto 14, 2020
You are here: Home » Destacados » Cámara de Diputados rinde homenaje a P. José Aldunate, SJ

Cámara de Diputados rinde homenaje a P. José Aldunate, SJ 

José Pepe Aldunate

Durante el reconocimiento, los parlamentarios destacaron la labor de quien recibiera, el 1 de junio pasado, el Premio Nacional de Derechos Humanos otorgado por el INDH, por su trayectoria como defensor y activista de los derechos fundamentales, especialmente en el periodo de dictadura militar.
Con motivo de su destacada labor en coherencia con los valores cristianos y los derechos humanos, la Sala de la Cámara de Diputados rindió homenaje, durante la sesión de este martes 19 de julio, al sacerdote José Aldunate Lyon.
Para dar inicio al ceremonial, el diputado Sergio Ojeda (DC), en representación de su bancada, destacó a quien fuera un gran defensor de los derechos humanos y poseedor de doctrinas que, aseguró, dignifican al ser humano en su dimensión profunda.
“Es un luchador de tiempos difíciles, puso su vida por la defensa de su pueblo querido y por la libertad, opresión y protección de sus obreros. Se entregó por entero y eligió el sufrimiento del pueblo. Su lucha, denuncia, pensamiento y riqueza intelectual lo pusieron al servicio de los pobres, perseguidos y discriminados”, describió.
Asimismo, el legislador agregó que Aldunate, durante la dictadura, tuvo una actuación trascendente, valerosa y arriesgada. “Quizá él no espera premios ni reconocimientos, solo tener la tranquilidad de una lucha en la que puede sentirse haber cumplido”, expresó.
En esa línea, añadió que hablar de José Aldunate es hablar de los últimos cuarenta años de nuestro país, de una luz de esperanza entre sufrimiento que, recalcó, a muchos chilenos y chilenas les tocó vivir por pensar distinto. “El nos mostró el camino que debemos seguir, el de la entrega gratuita y desinteresada y de la convicción más profunda de que el ser humano y sus derechos como tales, se deben tener siempre por delante y sin matices ni condiciones”, enfatizó.
Una sociedad justa
En representación de la bancada Socialista y del Partido por la Democracia, el diputado Juan Luis Castro (PS) acentuó la trayectoria y disposición del sacerdote, asegurando que su primera misión fue siempre ayudar al padre Alberto Hurtado en la Acción Sindical Chilena. “Decía que la sociedad debía ante todo buscar la justicia y después pensar en ser caritativo”, afirmó.
En ese aspecto, el parlamentario recalcó que “Don Pepe” fue un intelectual popular y que pasó horas conversando con personas humildes, recogiendo sus opiniones que, finalmente, puso por escrito. “Nos enseñó a descubrir a Cristo crucificado en la dignidad trascendente de cualquier ciudadano”, comentó.
Aseguró que con suma dignidad y extremada elegancia, Aldunate ha enfrentado el debilitamiento de su salud con energía vital, cariño y amor al prójimo. “Así lo reflejan sus actuales preocupaciones por los adultos mayores y los más necesitados”, indicó.
En tanto, el diputado Giorgio Jackson (RD), en representación del Comité Mixto e independientes, detalló que le tocó conocer a José Aldunate en sus últimos años con escasa o prácticamente nula visión y muchos problemas de salud, pero con una energía que desborda. “Cura obrero, cuya centralidad en su vida ha sido la experiencia religiosa, no solo por el don de la fe, como se le podría llamar, sino por cómo lo ha ejercido hasta el día de hoy”, puntualizó.
En este contexto, el legislador argumentó que Aldunate aún tiene la capacidad para reflejar algo distinto a la iglesia y que sigue siendo la cara de un representante de fe que optó por dedicarse a la empatía y al amor por el prójimo.
Finalmente, y en representación de la bancada del Partido Comunista e Izquierda Ciudadana, el diputado Hugo Gutiérrez (PC), sostuvo que el sacerdote José Aldunate puso el cuerpo y el espíritu en la defensa de los derechos humanos. “Ofreció su espalda para recibir golpes, su casa para ser refugio, su estampa para proteger a perseguidos y su sotana para esconder a clandestinos y clandestinas”.
“El Pepe, lejos de todo rebosamiento puramente místico, hizo de su religiosidad una relación ética con el otro. Su espiritualidad se realizó bajo la forma de defensa y protección de la persona humana y su libertad, no en el más allá, sino aquí en la tierra. El Pepe fue un activo colaborador de la preservación de la vida, la liberación y la dignidad, cuando este país navegaba en la deriva totalitaria, corrupta y asesina de la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet”, señaló el diputado.
Prensa Cámara de Diputados  –  Valparaíso / CHILE.

Related posts: