|Lunes, Enero 21, 2019
You are here: Home » Sin categoría » “Tanto vales, cuanto tienes” / Faustino Vilabrille

“Tanto vales, cuanto tienes” / Faustino Vilabrille 

maria-jose-cerezo_260x174[1]

¡Locos por el DINERO!

Los intereses de las élites económicas y financieras de España son los que marcan la agenda política.

Comentario Evangelio 31 de julio 2016 (Lucas 12,13-21).

En este pasaje Jesús nos advierte de evitar toda clase de codicia y llama necios a los que se preocupan de almacenar grandes cosechas, pensando que la riqueza les permitirá vivir para siempre.

1.- Esto es mío: Desde que el primer hombre de la historia dijo “esto es mío“, ya surgió la rivalidad entre los hombres y la lucha por tener. El dinero representa la capacidad de tener cosas. A más dinero más cosas, hasta que el ansia de tener cosas se convierte en una adicción. Es posiblemente la adicción más antigua de la humanidad. Ella es el origen de las guerras, las reyertas, los odios, las venganzas, las armas, los enfrentamientos, las violencias, los robos, los engaños, las mentiras, los abusos, las injusticias, el dominio sobre los demás, etc. Así hemos llegado clasificar a los hombres en dos categorías: ricos y pobres. El rico feliz, el pobre desgraciado. Es más, hemos asociado la felicidad y el valer al tener: “tanto vales cuanto tienes” como escribió el Duque de Rivas. Consideramos feliz al que tiene, el que no tiene no puede ser feliz. El tener se ha convertido, sobre todo para los adictos a las sociedad de consumo, en un principio categórico de vida.

2.- Desigualdad en el mundo: A veces juzgamos el mundo en función de la posición social que ocupamos en él:

Para los de arriba el mundo va bien, porque:

– desde 1990 han salido de la pobreza130 millones de personas

– desde 1975 la esperanza de vida ha crecido 7 años.

– mueren tres millones de niños y niñas menos.

– en los países más desarrollados hay un medico por menos de 300 habitantes.

Pero para los demás, el mundo va mal, porque:

-el 40 % de la población mundial vive con menos de 2 € al día.

-la esperanza de vida en Africa Subsahariana es 31 años menos que en la los países desarrollados.

-cada año mueren 10,7 millones de niños y niñas a causa de la pobreza (casi 30.000 por día).

-la desigualdad entre ricos y pobres aumenta de día en día. Comparando algunos países con otros, vemos que la diferencia entre EE.UU y Etiopía es de 1 a 187. Si comparamos Suiza con la R.D. del Congo la desigualdad es de 1 a 214.

-Un informe de Oxfan destaca que las 85 personas más ricas del mundo tienen tanto como la mitad más pobre de la población mundial.

-el IDH (Indice de Desarrollo Humano, que mide esperanza de vida, educación y nivel de vida digno: 0 = nulo, 1 = máximo) es muy bajo en muchos países del mundo, sobre todo Africa, donde 27 países no llegan al 0,5 %, lo que origina graves conflictos sociales, desplazamientos y emigración.

-en los 30 países más pobres del mundo hay solo 1 médico por cada 20.000 habitantes.

– Casi el 90% de empleados domésticos en todo el mundo, unos 60 millones, no tienen cobertura de Seguridad Social. La mayoría son mujeres.

En España: Por lo que se refiere a España el 92 % cree que hay mucha o bastante desigualdad, el 72 % cree que cada vez hay más personas en situación de pobreza, y que este empobrecimiento va a durar mucho. Las 20 personas más ricas en España poseen una fortuna similar a los ingresos del 20 por ciento de la población más pobre. Los intereses de las élites económicas y financieras de España son los que marcan la agenda política del Gobierno, de tal manera que las leyes acaban favoreciendo siempre a los que más tienen, incluso en los casos de corrupción.

3.- Revertir la situación: Sin revertir esta tendencia a nivel mundial y nacional es imposible hacer un mundo en equilibrio donde haya un mínimo de justicia, de igualdad y de derechos humanos básicos para todos los habitantes del planeta. Sin esto, la paz verdadera será imposible, y echaremos cada día más leña al fuego de las guerras, la violencia, el terrorismo, la emigración, los campos de concentración y los desplazamientos forzados de muchos millones de personas.

4.- Otro mundo es posible: Necesitamos creer que es posible la justicia, que es posible más igualdad, y como consecuencia que es posible una vida más digna para tod@s y una paz verdadera y duradera.

La palabra y el concepto de justicia es algo de lo que más se repite en la Biblia. Son innumerables los hechos y los textos al respecto. En los Salmos se describe al Mesías libertador con estas palabras: “El hará justicia a los humildes del pueblo, salvará a los hijos de los pobres, y aplastará al opresor. En sus días florecerá la justicia…, porque librará al pobre suplicante, al desgraciado y al que nadie ampara; se apiadará del débil y del pobre, y la vida de los pobres salvará”.

En Isaías 1,16 dice Dios: “Quitad vuestras fechorías de delante de mi vista, desistid de hacer el mal, aprended a hacer el bien, buscad lo justo, dad sus derechos al oprimido… tus jefes son revoltosos y aliados con bandidos. Cada cual ama el soborno y va tras los regalos. Al huérfano no hacen justicia”.

Más adelante (33,12) dice: “habitará con Dios el que anda en justicia, y habla con verdad, el que rehúsa ganancias fraudulentas, el que se sacude la palma de la mano para no aceptar soborno”.

Jesús veía muy claramente cuál era el verdadero futuro para la humanidad, y por eso les dice a los discípulos que se guarden de toda clase de codicia. y en el Evangelio, toca muchas veces el tema de la riqueza, la pobreza y la justicia. Por ejemplo, dice:

“Dichosos los que tiene hambre y sed de justicia, no podéis servir a Dios y al dinero, guardaros de toda codicia”, ¡ay de vosotros los ricos!, dichosos los perseguidos por luchar por la justicia, tuve hambre y Me disteis de comer, tuve sed y Me disteis de beber”, estuve desnudo y Me vestisteis, estuve enfermo y Me atendisteis, estuve en la cárcel y fuisteis a verMe…”

¿A qué vino Jesús al mundo?: Lucas 4,18: “El Espíritu del Señor está sobre mi porque me ha enviado para anunciar a los pobres una Buena Noticia, para proclamar la liberación a los cautivos, dar vista a los ciegos, dar la libertad de los oprimidos, y proclamar que esto es un año de gracia del Señor”.

5.- Católicos ingenuos: Algunos católicos ingenuos a veces defienden a los ricos de hoy porque algunos de ellos dan cuantiosas limosnas, que hasta a los pobres les parecen grandes, pero para los que las dan son una miseria porque todo lo que dan lo ganan en unas horas. A ellos hay que abrirles los ojos y decirles: “El señor don Juan de Robles, de caridad sin igual, hizo este santo hospital, y también hizo a los pobres.”

A quienes solo se preocupan de acumular cada vez más riqueza Jesús les llama literalmente “necios”, y eso sin conseguirla a costa de los demás, sino tan solo como fruto de una buena cosecha. Si lo hicieran, como lo hacen hoy, a costa de los demás, ¿cómo los calificaría?

El oprimido ingenuo tiende a identificarse con el opresor, pues este se esfuerza en convertirse para el oprimido en su modelo de hombre, pues de esta manera nunca tendrá en el oprimido un enemigo, sino un seguidor y colaborador que atacará a los oprimidos en beneficio del opresor pasando a ser como él un hacedor de pobres.

El ideal cristiano es que nadie tenga de más, ni nadie tenga de menos: “todos vosotros sois hermanos” (Mateo 23,8).

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

Related posts: