|Martes, Noviembre 12, 2019
You are here: Home » Artículos Destacados » Papa Francisco llega a Georgia como mensajero de la paz

Papa Francisco llega a Georgia como mensajero de la paz 

tnx-14384-6ee9e8bb2fc64bdb3a29e0098b8b43b8

(José Manuel Vidal).- “Pax vobis” es el lema de lavisita del Papa a Georgia. Y como mensajero de la paz, Francisco acaba de aterrizar en el aeropuerto de Tiflis. A bordo del avión del papa Francisco viajaron 250 personas, 70 periodistas, y la delegación pontificia, encabezada por el secretario de Estado, Pietro Parolin, y el sustituto para los Asuntos Generales, Angelo Becciu.

El avión de Alitalia, que aterriza con exquisita puntualidad a las 12:55, luce, como es preceptivo, las banderas del Vaticano y de Georgia, con su famosa cruz roja sobre fondo blanco.

A los pies de la escalerilla del avión, el Papa es recibido por el presidente de la república Giorgi Margvelashvili y por el patriarca ortodoxo, Illia II, un anciano encorvado, sostenido por dos ayudantes.

El Papa baja sonriente las escalerillas y saluda con emoción a sus anfitriones y abraza al anciano Patriarca, al que acompaña en su pausado caminar.

Una banda militar, vestida de rojo, le rinde honores y otra banda de música interpreta los himnos del Vaticano y de Georgia. Y mucha gente, con banderitas vaticanas y gorras amarillas, que aplauden sin parar al Papa de Roma.

Tras los himnos, el Papa saluda a las autoridades, presentadas por el presidente de la República, y se dirige, por la alfombra roja, a la terminal del aeropuerto, entre gritos en español y en italiano: ¡Biemvenido, Papa! o ¡Papa Francesco! UNa sencille y breve ceremonia de bienvenida para el Papa, mensajero de la paz en el país de la Madre de Dios.

La Iglesia de Georgia

Como cuenta el redentorista Marek Raczkiewicz en Alfa y Omega, la Iglesia en Georgia es una de las comunidades cristianas más antiguas. Según la tradición, el cristianismo llegó a esta tierra por medio de los apóstoles Simón y Andrés. Sin embargo, la verdadera evangelización del país se debe a una mujer.

En el año 337 el reino de Iberia -región al este de la actual Georgia- adoptó la fe cristiana como religión de Estado gracias a la obra evangelizadora llevada a cabo por santa Nino de Capadocia. La mujer recibió orden de la Madre de Dios para que predicase la fe en Cristo. Ella obedeció y preparó una cruz uniendo sarmientos de uva con su propio cabello. Se trata de una cruz latina con los brazos ligeramente inclinados hacia abajo. Se conoce como cruz de santa Nino o cruz georgiana, y es el símbolo por excelencia de la Iglesia ortodoxa georgiana.

Por su apostolado y por las curaciones milagrosas que hacía convirtió a la reina Nana yal rey Mirian III el Grande, ganándose al mismo tiempo el cariño de la población. Hoy día Nino es muy venerada por los georgianos y la liturgia la ensalza como «igual a los apóstoles». La Iglesia georgiana celebra su fiesta el 14 de enero.

En un primer momento la Iglesia de Iberia dependía del Patriarcado de Antioquía, pero en el año 467 logró su independencia. Con la aceptación del cristianismo surgió la necesidad de traducir la Biblia, y para tal fin se desarrolló el alfabeto georgiano propio. Como en otros lugares, la Iglesia cristiana en Georgia fue crucial para la aparición de losprimeros textos en georgiano, principalmente religiosos. Monjes, santos y eruditos dieron a Georgia muchos de sus monumentos imperecederos de cultura y civilización.

Una Iglesia perseguida

Muchas veces Georgia ha sido invadida y desmembrada, pero su identidad y su unidad han sobrevivido hasta hoy. En 1801, Rusia se anexionó el país y en 1811 suprimió el Patriarcado. En 1918, cuando Georgia recuperó por poco tiempo la independencia, la Iglesia se declaró autocéfala y en 1943 Moscú lo aceptó. Bajo la Unión Soviética la Iglesia sufrió persecución y fuertes represiones. Muchos templos fueron destruidos o convertidos en edificios civiles. Si en el año 1917 había 2.455 iglesias abiertas, en 1985 estaban en activo solamente 80, junto a cinco monasterios y un seminario.

En 1990 el patriarca ecuménico ratificó tanto la autocefalía de la Iglesia ortodoxa de Georgia como su grado patriarcal. Al frente de la Iglesia -85 % de la población- está el catolicós o patriarca Ilía II, máxima autoridad moral del pueblo georgiano. Los musulmanes representan el 11% de la población del país y la Iglesia Apostólica Armenia en torno al 4%.

Los católicos presentes en Georgia no llegan al 1 % de la población -son unas 30.000 personas, y pertenecen a tres ritos diferentes: latino, armenio y asirio-caldeo-. Una de las obras más importantes de la Iglesia católica en Georgia es Cáritas, presente especialmente en las zonas más pobres del país. También están presentes las Hermanas de la Caridad, los religiosos camilos y los salesianos. En Tbilisi existe la universidad católica Sulkhan Saba Orbeliani, fundada en 2002. Y en Ajaltsije, no hace mucho, ha sido abierto un monasterio de benedictinas, el primero y de momento único centro de vida contemplativa en el Cáucaso.

José Manuel Vidal

Director de Religión Digital

Related posts: