|Miércoles, Noviembre 14, 2018
You are here: Home » Política del Vaticano » “El Papa no vendrá a Chile porque Osorno es una espina en El Vaticano”

“El Papa no vendrá a Chile porque Osorno es una espina en El Vaticano” 

12301766_10207408810833468_218071370246602740_n

Entrevista a Mario Vargas Vidal  de la Organización de Laicos y Laicas de OSORNO.

Insisten en la renuncia del obispo Juan Barros y que la Iglesia en la ciudad está profundamente dividida. Según el vocero del Movimiento de Laicos de Osorno, Mario Vargas, tanto es así, que queda demostrado en la creación de un nuevo grupo de laicos que ha criticado los actos de protesta del grupo de fieles que ha interrumpido varias ceremonias religiosas.

-¿Qué ha logrado saber sobre cómo llegan las noticias de lo que pasa en Osorno a El Vaticano?

Todo lo que pasa en Osorno, las cosas que hacemos nosotros llegan a El Vaticano. También llegan otras noticias que maneja la gente de Juan Barros.

-¿Llega desvirtuada esa información?

-Así es. La equivocación que tuvo el obispo en octubre del año pasado se malinformó y ha sido real, porque nosotros hemos visto en estos tiempos que somos un movimiento pacífico con el método de la no violencia activa. Sí tenemos una decisión que todo Osorno y todo Chile sabe, que es reivindicar un pastor digno para la diócesis. Porque esta diócesis, los sacerdotes y los laicos, fueron tocados en su corazón y en su espiritualidad al imponer un obispo que no tenía las herramientas pastorales para conducir una diócesis tan extensa ni lo intachable que debe ser su persona, como lo pide la Iglesia.

-¿Qué responde acerca de que el obispo Barros no ha sido condenado?

Equivocadamente el Papa dijo que había un juicio y que en ese juicio Juan Barros había sido absuelto. Eso demuestra la comunicación errada que emana de los grupos que están protegiendo a Barros, especialmente del arzobispo (Cristián) Caro de Puerto Montt, que ya nos había tratado en la entronación del obispo Barros como un grupo violentista, político, un grupúsculo. Eso le llega al Papa.

-¿Y ustedes no están politizados?

-No somos un grupo político. De ninguna manera. Hemos dado muestras de que eso no es así. Ahora, es distinto que muchos de nuestros integrantes participemos de la vida pública. Quieren desconocer un mandato del Concilio Vaticano II que dice al cristiano que debe estar inserto y participando activamente en la vida social y política. Creemos que muchos han hecho un gran aporte a la ciudad. Es el caso de mi hermano el concejal Carlos Vargas (PS), el caso mío, que también participé activamente en la Red de Infancia de Osorno.

-¿Le dolió que el Papa Francisco los haya tratado de “un grupo de zurdos”?

Nos duele, por supuesto. Porque no se lo dice solamente a los católicos, sino al pueblo de Osorno. En algún momento el Papa se va a dar cuenta del grave error que cometió con la ciudad y nosotros estamos esperando que en algún momento pida las disculpas correspondientes.

-¿”Osorno sufre por tonta” como dijo el Papa?

Osorno sufre porque tiene un obispo que no ha comprendido la gran división que provocó su investidura. Osorno sufre porque no hay una carta de navegación pastoral que indique el norte donde tiene que ir esta diócesis. Osorno sufre porque hay una gran división de los sacerdotes. Una división que se ve a todas luces en las reuniones que hacen ellos en sus encuentros diocesanos.

-¿Y qué pasa con las congregaciones en Osorno?

Las congregaciones tienen una administración aparte y participan a nivel diocesano en diversas actividades, pero se rigen por sus propias normativas.

-Hay una presencia jesuita muy potente en Osorno. El Papa es jesuita…

Exactamente. Y ellos han hecho un gran aporte a la ciudad. Lamentamos que estén en un gran silencio en relación a la situación del obispo Barros. Creemos que ellos deberían ser un aporte a la situación que estamos viviendo como diócesis, sobre todo en la pastoral. Estamos esperando aquello de los jesuitas.

-¿Qué relación tienen ahora con el padre Peter Kliegel luego de que los llamó a “deponer la resistencia”?

-Nosotros siempre hemos tenido una relación de cercanía. Creemos que sigue siendo nuestro pastor, nuestro formador. Él está en una lucha en relación a su situación como sacerdote, con sus hermanos y en ese aspecto no vamos a emitir ninguna declaración. Creemos que es su lucha y la da en ese contexto.

-¿Pero les dolió ese cambio? ¿Se sintieron traicionados?

Nunca nos hemos sentido traicionados. Fue desafortunado lo que dijo, pero nosotros, conociéndolo, sabemos lo que está pensando y el sufrimiento que tiene. Creemos que existe una presión fuerte hacia él de muchos obispos conservadores en Chile, especialmente del arzobispo Caro, que ha venido constantemente a intervenir la diócesis de Osorno. Ha querido venir muchas veces a hablar con él y Kliegel se ha negado.

División y críticas

-¿Qué opina de la aparición de esta nueva asociación de Fieles Laicos que se plantea mucho menos frontal contra el obispo?

-Creemos que este nuevo movimiento refleja en sí la gran división que hay en Osorno. Nosotros tenemos la metodología de la no violencia activa. No interrumpimos las ceremonias. Sabemos que el momento más importante de la ceremonia es la consagración. Entramos a la catedral porque así lo acordó la organización, a todas las ceremonias en que esté el obispo Barros; y en el momento de la homilía creemos que no tiene ninguna autoridad para dirigirse a nosotros. Por lo tanto, levantamos los carteles pidiéndole la renuncia. Yo quiero hacer un llamado a la organización de Fieles Laicos de Osorno a que transparenten su accionar y digan a la comunidad que ellos quieren defender al obispo Barros. Creo que detrás de la filosofía de ellos existe una defensa al obispo. Nacieron para eso y ojalá que lo puedan decir abiertamente.

-Hay quienes les critican esas interrupciones y las califican de falta de respeto a las personas que van a esas misas…

Creemos que no. Nosotros como grupo laico no somos ningunos aparecidos. Tenemos el derecho a manifestarnos en relación al obispo Barros. No estamos manifestándonos contra una persona, sino contra la investidura que tiene. Vamos a estar presentes con resistencia pacífica, orante y crítica. La reivindicación que tenemos es hasta que el obispo Barros renuncie. En el momento en que lo haga los laicos van a estar a su lado.

-¿No sienten que se han arrogado el ser poseedores de la verdad absoluta…?

-No somos poseedores de la verdad absoluta. No es justa esa crítica. El mismo Papa Francisco ha dicho que en casos de abuso sexual hay que acoger a las víctimas. Y hay que creerles. Nosotros les creemos a las víctimas que denunciaron a Fernando Karadima. Todo el mundo los conoce: Cruz, Murillo y Hamilton. Y (Juan Carlos) Cruz en la carta que le escribe al nuncio apostólico Ivo Scappolo, relata “el obispo Barros estaba mirando cuando a mí Karadima me abusaba”. Nosotros no sabemos si desde la Nunciatura Apostólica se envían todos los antecedentes.

-¿Es verdad que en una oportunidad un miembro de la organización habría agarrado por la solapa y remecido al obispo Barros contra un poste en la calle?

Ningún miembro de nuestra organización ha provocado una situación de ese tipo. Y si es así, el obispo tiene toda la potestad para defenderse en los tribunales de justicia. También tiene toda la libertad para defenderse de lo que nosotros lo acusamos, que es un encubridor de abusos sexuales. Y hasta el momento no lo ha hecho.

Visita del Papa

-¿Qué esperan de la anunciada visita a Chile del Papa Francisco?

Es que el Papa no viene a Chile. No vendrá. No es que nos arroguemos nosotros ello. Con la situación del obispo Barros hoy Osorno es una espina en El Vaticano. Y lamentablemente aquí se quiso desviar la atención. El embajador en El Vaticano anunció la venida del Papa y se equivocó. Nosotros ya habíamos anunciado que el Papa no iba a venir, sobre todo por la situación de la diócesis de Osorno.

Rodrigo Alarcón  /  El Austral de Osorno  –  www.reflexionyliberacion.cl

Resultado de imagen para laicos de osorno contra Barros

Resultado de imagen para laicos de osorno contra Barros

Related posts: