|Sábado, Julio 22, 2017
You are here: Home » Noticias » El “C9” y las reformas de los Tribunales y de los Medios

El “C9” y las reformas de los Tribunales y de los Medios 

c9-RYa7nxz0cvkVEkBOxiqLAjP-568x320@LaStampa.it

Concluyó la 18a reunión del Consejo de los cardenales: examinaron la «Diaconía de la Justicia» y la fusión del Ctv y la Radio Vaticana. Los nueve purpurados (asesores) insistieron en su absoluto apoyo al Papa Francisco…

El primer acto fue insistir en la total «adhesión» y el absoluto «apoyo» al Papa y su magisterio, «en relación con los sucesos recientes». Después el llamado C9 (el Consejo de los cardenales que se reunió del lunes 13 a este miércoles 15 de febrero en su 18a reunión) prosiguió con la discusión sobre la fusión de los medios vaticanos, sobre los procedimientos para los nombramientos de los obispos, sobre reflexiones generales en relación con los diferentes dicasterios de la Curia (como la Congregación para la Evangelización de los pueblos, para las Iglesias Orientales y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso). También hubo encuentros de trabajo con la Secretaría de Estado, la Secretaría para la Economía, la Apsa y el ente del Trabajo para continuar con la nueva fase de la reforma.

Bergoglio no asistió a dos encuentros en estos tres días: el lunes por la mañana, cuando recibió a los obispos de Costa Rica, en visita «ad limina», y hoy por la mañana porque estaba pronunciando la catequesis en la Audiencia general en el Aula Pablo VI. Sin embargo participó en l resto de los encuentros, escuchando las propuestas, las discusiones y las palabras de agradecimiento que le dedicó el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del Grupo.
Los colaboradores más cercanos del Obispo de Roma, en cuanto tales, quisieron expresar «pleno apoyo a la obra del Papa, garantizando al mismo tiempo adhesión y apoyo plenos a su persona y a su magisterio». Una necesidad suscitada por los «recientes sucesos», como indicaba una nota que fue difundida el lunes pasado por el mismo «C9», aunque no se indicara cuáles eran los sucesos a los que se referían: si los carteles que aparecieron en la ciudad de Roma criticando la misericordia del papa, si la falsa copia de «L’Osservatore Romano» con la publicación de los «dubia» de los cuatro cardenales sobre algunos puntos de «Amoris laetitia» o la reciente tormenta en la Orden de Malta. La vicedirectora no añadió más detalles al respecto.
Los purpurados prosiguieron con su revisión de los dicterios de la Curia Romana. En estos días, también se analizó el proceso para la selección de los candidatos al episcopado, argumento que ya había sido afrontado en las reuniones anteriores. El cardenal George Pell, Prefecto de la Secretaría para la Economía expuso su trabajo y el de su oficina «para la plena actuación de la reforma económica pedida por el Santo Padre, con particular atención en la actividad de formación del personal y en los recursos humanos». El cardenal australiano no ha publicado todavía los balances de 2016, que había anunciado en diciembre del año pasado. «El balance económico de 2015 fue entregado al Papa, ahora esperamos. De cualquier manera es una cuestión que le toca al Consejo para la Economía y no al C9», precisó Paloma García Ovejero.
Al final de la reunión también intervino el Prefecto de la Secretaría para la Comunicación, monseñor Dario Edoardo Viganò, quien presentó el estado de la actual reforma de las comunicaciones de la Santa Sede, es decir la fusión de la Radio Vaticana con el Centro Televisivo Vaticano en el dicasterio bajo su responsabilidad y que comenzó sus funciones el primero de enero de 2017. Viganò también presentó el plan para reestructurar las frecuencias de radio y para renovar las políticas para el mundo de las redes sociales. Y, «last but nos least», también se discutió sobre el proyecto para poner en marcha la reforma de la Libreria Editrice Vaticana.
La próxima reunión del Consejo de los 9 cardenales se llevará a cabo entre el 24 y el 26 de abril de 2017. Mientras tanto, explicó García Ovejero, «no se esperen ninguna revolución». 

Salvatore Cernuzio  –  Ciudad del Vaticano

Vatican Insider  –  Reflexión y LIberación

Related posts: