|Jueves, Septiembre 21, 2017
You are here: Home » Temas de Sociedad » Relato inconsistente

Relato inconsistente 

Gale58ce8aed4f663_19032017_1043am

Ya concluida la visita de los obispos chilenos a la Santa Sede, la ciudadanía de Osorno mayoritariamente sabe y siente que el Obispo Juan Barros Madrid, no tiene ni la credibilidad ni la razón suficiente para permanecer en su alto cargo pastoral impuesto e inconsulto.

Apenas concluida la visita Ad limina apostolorum de los obispos chilenos a Roma, el presidente de la conferencia episcopal; obispo don Santiago Silva, concedió una importante entrevista al L´Osservatore Romano.  Allí expuso el modo y los contenidos de los dos encuentros de los obispos y el Papa Francisco.

Esta entrevista fue ampliamente difundida en Chile y tuvo ecos muy positivos en ambientes de Iglesia y fuera de ella. Allí, el presidente de la conferencia episcopal, expuso varios puntos relevantes de cómo fue el encuentro con el Papa, cuáles fueron los énfasis y confirmó que los obispos y el sumo pontífice hablaron de todos los temas con plena sinceridad y libertad.

No quedó exento del relato de monseñor Silva el tema de los abusos sexuales por parte del clero: “Uno de los desafíos es el cierto descrédito de la Iglesia en Chile por los casos de abusos sexuales por parte del clero, y algunos de ellos han tenido gran cobertura comunicacional. De esto hablamos con el Santo Padre. Han sido situaciones del todo reprochables, que jamás debieron haber ocurrido, pero ocurrieron y con dolor las reconocemos”. Importante afirmación que fue valorada por la opinión pública, tanto porque reconoce que es uno de los desafíos que tiene la Iglesia chilena, como por la forma de catalogar los abusos como “del todo reprochables”. A reglón seguido dice que “la verdad libera” y que se está –como Iglesia- en un proceso de “purificación y acompañamiento a las víctimas”.

Destacable también en dicha entrevista es cuando el prelado se refiere a la importancia que otorga el Papa Francisco, insistiendo en que se debe “salir a las periferias”. Y, en este punto específico el obispo Silva dice: “Hay otras periferias que son constantes, como la pobreza. Uno de los países con más desigualdad económica es Chile. Y esta nos duele mucho, pues las oportunidades no son las mismas para todos.”. Sin duda que cuando un pastor usa este lenguaje directo y acoge un clamor sentido por la mayoría de los ciudadanos, no queda sino alentarlo a seguir en esa línea de reflexión cristiana y pública.

Entrevista en El Mercurio: Desaliento y desconcierto…

Pero, luego salió una nueva entrevista sobre la visita de los obispos a El Vaticano, fue en Reportajes de El Mercurio (19/3/2017). Esta vez el presidente de la conferencia episcopal estuvo acompañado por el obispo, don Fernando Ramos, auxiliar de Santiago y secretario general de la conferencia. Aquí las cosas cambiaron, lastimosamente, en el tono y en la forma de expresar ese cómo fueron los diálogos con el Papa Francisco. Por supuesto que este conocido medio de comunicación fijó las prioridades desde su perspectiva ideológica: “las voces que cantan fuera del coro, los católicos que apoyan el aborto o el acceso a la comunión que piden los divorciados…”.

En esta entrevista se verificaron dos hechos que considero graves. Uno, porque es evidente que este diario -con historia en faltar a la verdad o tergiversarla- se permitió poner sobre la foto de los directivos de la conferencia episcopal el título destacado: “Apoyo al Obispo Barros”…Señalando que el Papa volvió sobre el tema de la investidura del obispo Juan Barros: “No se puede aceptar que por razones políticas se quiera intervenir en decisiones de la Iglesia. Esto se pensó y se estudió”…”dicen que dijo” a los obispos el pontífice, señala textual El Mercurio.

Dos, grave porque, en esa entrevista no hay palabras, ni se señalan las líneas de acción que el Papa Francisco, reiteradamente, plantea en sus discursos u homilías referentes a la paz, la desigualdad, la economía que mata, el diálogo. O, que los obispos deben ser servidores y que es la hora de los laicos –en histórica carta al cardenal Ouellet-, ni una palabra sobre las reformas que el Papa está implementando a la estructura económica de la Santa Sede y su curia. Tampoco se recordó en esa entrevista uno de los ejes centrales del actual pontificado, lo que dijo Francisco como línea de acción desde el inicio de su magisterio: “cómo quisiera una Iglesia pobre para los pobres…”. ¡Nada de eso en la entrevista del El Mercurio!

Con frecuencia, algunas jerarquías acusan a los laicos comprometidos de ser unilaterales en su reflexión o contestatarios en su praxis. Pero a la luz de la entrevista señalada, cabe preguntarse de quién fue la idea de manipular el pensamiento y la acción del Papa Francisco en temas de alta importancia y resaltar en un titular destacado lo que todo el mundo sabe;  que el Obispo Barros tiene el apoyo del Papa… Sí esto no es manipulación, ¿qué es?

Los laicos de Osorno, antes del viaje de los obispos a la Santa Sede, entregaron públicamente un valioso documento: “Desde Osorno a nuestros Cardenales en Roma”. Allí en forma clara, de nuevo, se expuso el por qué consideramos que el nombramiento del obispo Juan Barros en la diócesis de Osorno es “inaceptable e insostenible”. Y advertimos que: En la ciudad de Osorno hay, lastimosamente, una herida abierta no querida ni producida por el Pueblo de Dios orante y misionero…”.

Nunca, hasta ahora, ni el Nuncio Apostólico ni la conferencia episcopal nos han rebatido con argumentos serios nuestra opinión fundada de que el obispo Barros es reprochable para dirigir pastoralmente la diócesis de Osorno. Por su cercanía y defensa del condenado por la Santa Sede por abusos sexuales; Fernando Karadima y por su constante negativa al diálogo –sin condiciones previas- por esta cuestionable conducta con el laicado diocesano.

Me parece, con sinceridad y en conciencia,  que esta no es la forma adecuada de proceder de un pastor que está llamado a ser, en primer lugar,  ejemplo de coherencia y transparencia con el mensaje de Jesús que debe permanecer creíble en medio del pueblo de Dios.

Finalmente, me atrevo sin temor y serena convicción a decir con el Evangelio cual es la Iglesia que todos queremos:Porque, si bien es cierto, sin mancha ni arruga ni nada parecido, sino santa e inmaculada, él mismo debía prepararla y presentársela”. (Efesios 5, 27).

Danilo Andrade Barrientos –  Laico Ignaciano

Osorno  –  Chile.

Resultado de imagen para laicos protestan con obispo barros en osorno

Related posts: