|Viernes, Septiembre 22, 2017
You are here: Home » Neoliberalismo y Justicia Social » Luchamos por la Patagonia: Tierra de Dios

Luchamos por la Patagonia: Tierra de Dios 

63779_552985878044879_1537456282_n_2013-08-08

Hoy, 5 de junio, Día del Medio Ambiente, conscientes que “todo está conectado” (Papa Francisco), miramos con pasión y discernimiento nuestra querida Patagonia, y con corazón sensible y mente lúcida escuchamos activa y responsablemente el GRITO de nuestros pueblos y de la hermana madre Tierra.

Unimos nuestra voz y nuestra lucha a centenares de organizaciones de la Patagonia y personas de buena voluntad, entre ellas al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, al afirmar tajantemente “En la Patagonia NO” a proyectos neocoloniales depredadores, destructivos, ofensivos y moralmente inaceptables, en que con la complicidad, incluso del Estado y de ciertas autoridades de gobierno “defienden y favorecen la propiedad privada contra el bien común, utilizando incluso la represión contra los pueblos originarios, expulsándolos de sus territorios ancestrales, matando sus valores, su cultura y su espiritualidad, condenándolos a la muerte” (Pérez Esquivel), cuando amenazan directamente estos megaproyectos.

Nos referimos especialmente a los proyectos de:

1.- Dos nefastas CENTRALES NUCLEARES en Argentina, una de las cuales en Sierra Grande (en la vecina Provincia de Río Negro, al límite con Chubut) acordada por los últimos gobiernos argentinos con el gobierno de China con vergonzosa e imperdonable irresponsabilidad antidemocrática. Las catástrofes humanas y ambientales de Chernobyl y de Fukushima, en países supuestamente de elevadísima tecnología y sabiduría, revelan que tan destructivos proyectos no pueden tener lugar en la Patagonia, considerando además el ecocidio que provocarían los desechos nucleares (Uranio 238, Uranio 235, Yodio 129, Plutonio 239, … que demorarían MILLONES de años para su neutralización y que afectarían con constantes y graves enfermedades a la sangre, a los huesos, a los ojos, a los embriones, a la reproducción, …).

2.- La MULTINACIONAL BENETTON y la “Sociedad Minera Sud Argentina”, invasores legales pero ilícitos e inmorales de 900 mil hectáreas del Wallmapu, expulsando y condenando a la extrema pobreza al hermano pueblo Mapuche, y bajo permanentes amenazas, intimidaciones, denuncias, difamaciones, espionajes y violencias físicas.

3.- El MAGNATE INGLES JOSEPH (Joe) LEWIS, sus testaferros y su grupo económico (Patagonia Energía), con la incondicional participación de autoridades locales de El Bolsón, de la Provincia de Rio Negro y del mismo presidente Macri, que se han adueñado de cerros, lagos, ríos, aguas, bosques de la zona de El Bolsón, incluyendo Reservas Naturales (de ciprés) y de la Biosfera, hasta el límite con Chile. “Vamos a defender la propiedad privada con el Winchester en la mano, con sangre si hace falta” amenazan sus testaferros a los que cuestionan sus multimillonarios proyectos.

4.- PROYECTO “MEDITERRANEO”, al sur de Puerto Montt, en la zona del Río Puelo y Llanada Grande para proyectos de hidroelectricidad, “casualmente” colindante con los terrenos de Lewis (El Bolsón), zona de Cuencas Binacionales.

5.- RIO CUERVO e HIDROAYSEN (que Colbún quisiera reactivar) en nuestra región, megaproyectos hidroeléctricos desde hace varios años cuestionados con fundadas razones éticas, sociales, ambientales y energéticas.

6.- AGUA EMBOTELLADA usando hielos desprendidos del Glaciar Jorge Montt (entre Caleta Tortel y Villa O´ Higgins) que la empresa Patagon Ice quisiera comercializar, aprovechando el peligroso vacío legal en esta materia y abriendo la puerta a una extracción a gran escala de los glaciares patagónicos.

7.- MEGAPROYECTOS HIDROELECTRICOS insinuados a fines de 2016 por una coordinadora “Energía Limpia del Sur” tendiente a producir energía desde Aysén y con revestimientos de ropajes turísticos, maquinados por varios gestores privados, entre ellos por Pablo Longueira, principal artífice de la nefasta y aún vigente “Ley de Pesca”. Proyectos aún bajo cierto secretismo mediático y de muy dudosa necesidad y credibilidad.

Reafirmamos nuestra decidida opción y apoyo al desarrollo sustentable porque cuestionamos éticamente y de manera tajante un desarrollo ilimitado, sólo económico, sólo para algunos potentados magnates que se escudan en leyes ilegítimas y antidemocráticas para zaquear nuestra Patagonia, poniendo en serio peligro la vida y la biodiversidad, marginando y empobreciendo cada vez más a nuestro pueblo, para acelerar con sus proyectos invasivos el ya preocupante cambio climático y la crisis ecológica-social.

Esta es una irresponsabilidad social empresarial y una grave violencia de ecocidas que se esconden detrás de la máscara de la arrogancia de su poder y del orgullo de su dinero.

Valoramos y confiamos en nuestro valiente y sabio pueblo Patagón, consciente del valor de nuestra tierra, de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra espiritualidad, de nuestro futuro y de nuestras potencialidades.

En el Día del Medio Ambiente reafirmamos nuestro compromiso exigente, profético y no-violento para seguir construyendo una Patagonia que sea cuidada y amada como:

Tierra de Dios;

Región privilegiada del Planeta, Patrimonio Cultural de la Humanidad ;

Lugar de encuentro fraterno de pueblos, razas, culturas y espiritualidades;

Zona libre de amenazas invasoras, depredadoras y mercantilistas;

Oasis de Paz.

-Pastoral Social-                                         -Comisión Justicia y Paz-

Vicariato Apostólico de Aysén.

Coyhaique, junio 5 de 2017

Related posts: