|Sábado, Julio 22, 2017
You are here: Home » Noticias » ¿Qué Evangelio se predica hoy?

¿Qué Evangelio se predica hoy? 

samaritano_03122015_ok-755x563

Comentario Evangelio 16 de julio 2017

Mateo 13,1-23:
El Evangelio de este domingo recoge la conocida parábola del del sembrador:
Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla…Jesús atestiguaba sus palabras con los hechos de su vida, que eran respuestas concretas a los problemas, necesidades y sufrimientos de la gente: sus signos extraordinarios eran hechos concretos de liberación de las personas en su realidad concreta. Por eso lo seguía tanta gente.

1.- Actualmente empleamos las palabras para entendernos y comunicarnos. Sin embargo en la literatura bíblica la palabra se consideraba operativa por si misma. Hacía lo que significaba. Lo expresa muy bien Isaías cuando escribe:
Así dice el Señor: «Como bajan la lluvia y la nieve del cielo, y no vuelven allá sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra, que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo.» (55,10-11).

2.- Pero, ¿qué pasa hoy con la Palabra de Dios, que se predica en millones de templos, de clases de Religión, de conferencias y charlas en todo el mundo, y no acaba de transformar este mundo en una realidad viva del Reino de Dios? ¿Por qué fracasa tanto la predicación? ¿Por qué la enseñanzas de las clases de religión cristiana, o de las catequesis parroquiales son un fracaso evidente? Tres causas lo pueden explicar:

a)No son coherentes con el Evangelio, empezando porque las lecturas escogidas para las misas, bastantes veces no guardan coherencia unas con otras, son escogidas sesgadamente, y a veces hasta dan vergüenza ajena porque su lenguaje es tan extraño que casi ni los entendidos las entienden, porque fueron escritas para contextos muy diferentes. En cada momento histórico hay que buscar en la Biblia los mensajes más adaptados a esa realidad concreta. No es de recibo, y hasta parece tendencioso, que los textos de los grandes profetas más significativos, claros y concretos, sean tan poco habituales en las lecturas dominicales: ¿es acaso porque molestarían y exigirían ser consecuentes con las grandes enseñanzas que encierran, tanto para clérigos como para laicos? Con el Evangelio pasa algo parecido: por qué no salen con más frecuencia las bienaventuranzas de Mateo y de Lucas completas, el Rico y el pobre Lázaro, el samaritano, le hijo pródigo, el gran mensaje del juicio final, el mandamiento del Amor Fraterno, etc.? Desde el punto de vista del núcleo esencial del mensaje de la Biblia comprometido con la liberación integral del hombre es evidente que se hizo una reforma litúrgica en su conjunto netamente burguesa y conservadora, en el contenido y en los ritos; y actualmente con Robert Sarah al frente de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, más todavía, mucho más atenta a lo ritual que a los contenidos, como lo demuestra ahora mismo la polémica con el gluten, y que el pan deba ser de trigo. Sin embargo Jesús en la última cena posiblemente usó pan de cebada, el pan de los pobres, el pan que Jesús utilizo en la multiplicación de los panes y los peces: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces”, (Juan 6,1-15). Jesús no dijo nada de la clase de pan a utilizar. Para muchas culturas indígenas es mucho más significativo el maíz que el trigo…En fin, más preocupación por la forma, que por el fondo. ¡Lamentable!

b)Otra causa, sin duda mucho más importante, es que con frecuencia, las predicaciones, las catequesis, las clases, no inciden en los grandes problemas, necesidades y aspiraciones de los hombres, no responden a la realidad concreta de cada momento histórico, no denuncian las causas y los causantes de las injusticias, de las desigualdades, las mentiras de los poderosos y políticos, las manipulaciones de la información, los sufrimientos muy injustos de millones de personas. El mensaje del Evangelio es liberador, sanador, comprometedor, combativo y luchador a favor de los débiles, los necesitados, los oprimidos, los marginados en cada situación concreta, que proclama la justicia, la igualdad, la fraternidad, la solidaridad, la honradez, la lealtad, los derechos humanos inalienables. Este es el Evangelio de verdad, el que responde en cada momento a las necesidades de los ciudadanos, y hoy no se predica este Evangelio, y por eso la gente no entiende lo que se predica, porque es algo que está con frecuencia en las nubes y no aterriza.

c)Hoy el neoliberalismo capitalista es el gran colonizador y seductor de la gente que, seducida por él, no tiene más aspiración que la riquezala cual es totalmente incompatible con el Evangelio,(“no podéis servir a Dios y al dinero”) porque lleva dentro de sí injusticia, desigualdad, diferencia entre personas, marginación, explotación, sufrimiento injusto, ambición… Las personas seducidas por el señuelo del dinero son indiferentes y hostiles al Evangelio, que cuando los delata lo repudian. Hay mucha gente que, incluso siendo pobre, es víctima de esta seducción, porque su modelo de hombre es el rico, el adinerado, el poderoso. Esta obsesión también se debe a la inseguridad, la inestabilidad, el miedo a no tener ni para comer, la incertidumbre y precariedad en el trabajo (muchos contratos no duran más de una semana…).

3.- El Evangelio para que sea verdadero y entendido tiene que ser leído, presentado y vivido desde la realidad de los oprimidos. Hoy la predicación del Evangelio no puede obviar la:

-Denuncia pública de los abusos de las Multinacionales en los países pobres del Sur, que están esquilmando a los africanos y por eso huyen en masa para no morir de hambre, como pasa en casi toda el Africa Subsahariana y gran parte de América del Sur.
-Denuncia pública de las guerras y el comercio de armas: España es una de los principales exportadores. Las armas las fabrican los ricos para matar a los pobres.
-Denuncia pública de las políticas económicas del FMI, BM, OMC y la OCDE al servicio de los grandes en contra de los pequeños,algunos de cuyos dirigentes están acusados de corrupción como el español, Sr. Rodrigo Rato.
-Denuncia pública de la falta de un compromiso más radical de la cumbre de París con el Medio Ambiente, y en concreto a Trump, que recientemente no lo quiso ratificar, a pesar de que su país es el que más contamina del mundo, el más responsable del cambio climático.
-Denuncia pública de la compra masiva de Tierras en Africa (227 millones de Has. en los últimos años, quitadas a los campesinos africanos, o la pesca masiva en el Indico con gravísimo daño a Somalia).
-Denuncia pública de la reducción casi total de la Cooperación al Desarrollo en los Presupuestos Generales del Estado, que en los últimos 9 años bajó el 73 %, además de quedarse con el dinero destinado a la cooperación como hicieron en Valencia (caso Blasco: eldiario.es 13-11-16, y que no quieren devolver el dinero robado a los pobres).
-Denuncia pública de las guerras económicas en Siria sostenidas por EE.UU., Rusia, Europa, y la chapuza de la desastrosa acogida a los refugiados, como la de España.
-Denuncia pública de la evasión de impuestos por las Multinacionales en los países pobres, que suman miles de millones e €; y a Suiza por guardar en sus arcas el dinero sucio y fraudulento de los dictadores africanos, junto con los paraísos fiscales.
-Prohibición internacional de la actuación de las Multinacionales en países con dictadores o gobiernos débiles que se dejan comprar por ellas, como hace la empresa francesa Areva con el uranio del Níger para las centrales nucleares de Francia, mientras que los nigerianos se mueren de hambre.
-Compromiso personal, social y político con la Ecología Integral.
-Apoyar el Movimiento Vía Campesina que tienen claro que sólo la soberanía alimentaria garantiza una vida rural digna y alimentos buenos, sanos y justos para todo el planeta a partir de un uso agroecológico de la tierra.
-Educar a los niños en la lucha contra el racismo, y la xenofobia, y la convivencia con los diferentes.
-Denuncia de muchos Economistas y ministros de economía, porque saben bien lo que pasa y callan.
-Apoyar a todas las personas e instituciones que luchan con sinceridad a favor de los oprimidos del mundo, en especial las mujeres y las niñas. Las hay muchas ONGs honradas, pero no todas lo son.
-Denuncia pública del cierre de fronteras por la UE: las vallas españolas de Ceuta y Melilla son un escarnio clamoroso, pero ante el cual la Conferencia Episcopal permanece callada, ¿acaso “comprada” por los millones del o,7 % del IRPF? Esta connivencia entre el poder económico-político y la Iglesia hace mucho daño al Evangelio.
-Denuncia pública de los abusos y falta de atención en los CIEs, y los abusos en las cárceles, en buena medida pobladas también por inmigrantes, así como la denuncia pública de las devoluciones en caliente.
-Denuncia pública de los recortes en derechos a los inmigrantes.
-Asumir la lucha por el Medio Ambiente a nivel personal, nacional e internacional.
-Manifestarse públicamente en la calle y por Internet contra todas las injusticias que se están cometiendo con los países pobres y con la Madre Tierra.
-Acoger personal y socialmente a los inmigrantes.
-Apoyar proyectos de cooperación que incorporen un claro compromiso educativo en la emersión de una Conciencia Crítica, Política e Histórica que lleve a los oprimidos a luchar por su liberación y a devenir en sujetos de su propio desarrollo.
-Asumir personalmente compromisos de cooperación con el Tercer Mundo.
-Participar en actividades de sensibilización de la Sociedad hacia los problemas que nos plantea la necesidad apremiante del compromiso con la Ecología Integral y apremiar a Gobiernos e instituciones a tal fin. Comprometernos con el uso de las Energías Alternativas.
-Finalmente exigirle al Ministro de Interior de España, que cumpla la Directiva 2008/115/CE, según la cual ninguna persona puede ser devuelta a un país donde su vida, libertad o seguridad corran peligro. Para los que vienen a diario de Africa así es.
La predicación y las enseñanzas religiosas solo serán coherentes con el Evangelio si inciden directamente en todas esas realidades, y lo expresamos como algo que nos hiere en el alma por el sufrimiento que causa a nuestros hermanos y a toda la creación, pues solo llega al corazón lo que sale del corazón.

P. Faustino Vilabrille Linares  –  A s t u r i a s

 

Related posts: