|Viernes, Septiembre 20, 2019
You are here: Home » Neoliberalismo y Justicia Social » Testimonio Salesiano desde Damasco

Testimonio Salesiano desde Damasco 

1493271760_137102_1493273560_portadilla_normal

Testimonio del  P.  Mounir Hanachi, un Salesiano que vive en Alepo, y que actualmente es el Director del Centro Salesiano de Damasco.

Damasco, la capital de Siria, está pasando por horas muy difíciles. “En estos siete años de guerra, la situación ha sido siempre la misma, pero en estos días el sufrimiento es mayor, porque la capital está siendo bombardeada y muchos misiles y proyectiles llegan desde Ghouta, una zona en las afueras de la ciudad, llena de yihadistas y grupos fundamentalistas hasta Damasco”. De esta manera refiere el P.  Mounir Hanachi, un salesiano que se encuentra en Alepo, y que actualmente es el Director del Centro Salesiano de Damasco. Nos escribe y narra los momentos que experimenta y las horas difíciles que vive la ciudad de Damasco.

Dentro de pocos días, exactamente en el mes de marzo, Siria entrará a su octavo año de guerra y actualmente vive el bombardeo desde la zona de Ghouta. Este bombardeo que ha cobrado víctimas, se ha intensificado en las últimas semanas, debido a que el gobierno está preparando el asalto final para recuperar el barrio.

Muchos misiles están cayendo en la capital. El P. Hanachi continúa en su carta: “Están causando muchos muertos, sobretodo muerte de civiles y niños inocentes. Esta es la razón por la cual muchas escuelas han decidido cerrar sus puertas y se vive un toque de queda parcial que se ha aplicado a la capital.

Hay mucho miedo entre la gente y de manera espacial entre los niños. Hemos tenido que suspender el Oratorio y todas las actividades, ya que los niños deben llegar con el bus del Oratorio y por la calle podría ser golpeado por uno de aquellos misiles asesinos. Hemos animado a los niños y jóvenes a quedarse en casa hasta que la situación se calme y podamos recomenzar el trabajo”.

“En medio de este silencio de Occidente que mira la tragedia del pueblo siriano, y antes de que se manipule la información en muchos sitios y medios de comunicación sobre la realidad que se vive en Siria, espero que mi voz llegue a todos ustedes, amigos. Les recuerdo a todos en la oración en este tiempo de Cuaresma: tiempo de oración y de retorno a Dios Padre. Que el sol de la Resurrección toque los corazones de los poderosos y devuelva la paz a esta tierra torturada y martirizada”, concluye el P. Hanachi.

Las Redes Sociales han inundado de imágenes y comentarios la tragedia de los ciudadanos de Siria. Es difícil no conmoverse ante las imágenes que nos presentan el sufrimiento de lo más débiles.

Un salesiano ha levantado su voz para ponernos en alerta sobre un aspecto fundamental de esta guerra: la objetividad de la información. El P. Hanachi Mounir reconoce que el gobierno Sirio no es un gobierno de ‘santos ni de ángeles’ pero que en este conflicto ha tomado parte por la mayoría del pueblo de Siria que sufre.

“El barrio de Ghouta – explica el P. Mounir – no es una zona de víctimas perseguidas por el régimen, como nos informan. Es exactamente lo opuesto. Durante años, se han lanzado misiles contra la capital, matando a civiles inocentes y pobres. ¿Cuántos niños muertos y que nadie habla? Estas personas no son la oposición, son terroristas, vienen de todas partes del mundo, y el ejército tiene derecho a defender la dignidad de los sirios”.

“El bombardeo de Ghouta se ha intensificado en la última semana porque el gobierno está preparando el asalto final para retomar el barrio. Durante todo el día se escuchan los aviones del ejército sobrevolando la capital. Yo espero que el ataque comience pronto y que la zona finalmente sea liberada, como fue liberado Alepo”.

Ya es el octavo año de guerra en Siria. Una guerra descrita en las Redes Sociales a través de imágenes y mensajes que “informan parcialmente” de los hechos y forman en nuestras conciencias prejuicios y refuerzan percepciones falsas de la realidad. Permanecen muchas preguntas sin responder. ¿Cómo se inició este conflicto? ¿Quién financia a estos rebeldes que durante años se ha atrincherado en Damasco, Alepo y otras ciudades de Siria?  Y finalmente, ¿existen otros intereses para las potencias implicadas en esta guerra?

Es importante para las grandes potencias ‘sacar partido’ a la capacidad que tienen los medios digitales y de crear una visión que no deja claro los límites de los datos objetivos de la información y que mantiene una nebulosa de desinformación.

El Papa Francisco este año ya nos ha advertido sobre este peligro“La eficacia de las fake news se debe, en primer lugar, a su naturaleza mimética, es decir, a su capacidad de aparecer como plausibles. Estas noticias, falsas pero verosímiles, son capciosas, en el sentido de que son hábiles para capturar la atención de los destinatarios poniendo el acento en estereotipos y prejuicios extendidos dentro de un tejido social, y se apoyan en emociones fáciles de suscitar, como el ansia, el desprecio, la rabia y la frustración”.

Es importante ejercer la capacidad crítica, y de preguntarse si todo lo que se está diciendo, viendo, o leyendo, es verdadero. Es bueno preguntarse si todo lo que se lee en las Redes Sociales es verdadero.

Es un hecho que en el caso de Siria, la desinformación es evidente y la gran ausente en los grandes medios es la voz de los cristianos y de aquellos que están en la otra parte. “Mucho de lo que se ha contado sobre Siria en los últimos años ha sido totalmente manipulado.

¿Por qué nadie nos pregunta qué está pasando aquí? – Explica el P. Mounir – Por favor, que cuenten la situación y digan la verdad solo los que estamos viviendo en estas zonas desde hace siete años”.

Mounir Hanachi, Salesiano residente en Damasco

Infoans – Roma   /   Reflexión y Liberación

4c1649a98f1721694fad3df4956deed9_L

El P. Mounir Hanachi en una Celebración en el Centro Salesiano de Damasco

 

 

Related posts: