|Miércoles, Agosto 15, 2018
You are here: Home » Artículos Destacados » “No podemos callar lo que hemos visto y oído”

“No podemos callar lo que hemos visto y oído” 

los-obispos-de-karadima

“No podemos callar lo que hemos visto y oído”

No es un slogan, es la Palabra que guía nuestro compromiso Cristiano con nuestra Iglesia y con nuestras convicciones éticas.

Hoy, con mucho dolor y vergüenza pero con valentía, expresamos  nuestro descontento con quienes están designados para guiar y pastorear a la grey  y  de nuestra amada Iglesia Católica chilena, nos referimos en primer lugar al Nuncio Apostólico como representante del Papa Francisco en Chile, también al Cardenal Errazuriz, integrante del C 9 y  a los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile a quienes también el Papa les entrega su total confianza para evangelizar, proteger, formar y fomentar la Paz de Cristo Resucitado y una vida llena de valores y principios, abundante en  amor y esperanza en nuestro Padre Redentor .

Este Colegio Episcopal no puede seguir en una gastada verborrea inconducente,  porque ya sabemos que todo lo que escriben con la mano, lo borran fácilmente con el codo,  esta bochornosa crisis que estamos pasando, es totalmente responsabilidad de su desacertada gestión evangelizadora donde, vemos con dolor, que se han alejado de las necesidades del Pueblo de Dios.

1.- ¡Que falta de tino y criterio de quienes nos representan!, al momento de dirigirse al Papa Francisco. Él no los llama para que le colaboren,  ¿En que pueden colaborar los obispos chilenos al Papa Francisco?, si nunca se han preocupado de hacer las cosas como su Santidad les pide, siempre hacen lo contrario, dejando una sensación de no estar en  completa sintonía con los postulados de su pontificado.

Según este caminar, los Laicos y Laicas de Osorno nos hemos dado cuenta que vuestros príncipes de la CECH, viven en una burbuja lejos de la problemática cotidiana de la grey, que están lejos de las enseñanzas de Jesús, podemos decir que su episcopado no es Cristo céntrico, que hoy está más que claro que viven en opulencia y gozan de los placeres que les da su status jerárquico. Hermanos en la Fe, hoy no se puede hablar de “reparación en lo posible del escándalo”, no es tan solo eso, la crisis en que estamos sumergidos como Iglesia Católica chilena, necesita una cirugía mayor, las confianzas no se restablecen pidiendo perdón solamente, se deben tomar medidas concretas, cada cual se debe hacer un examen de conciencia y por amor a  Cristo  y a  su pueblo, Renunciar, a la soberbia y al orgullo personal, porque no lo han hecho bien, o por negligencia, por omisión, o tan solo por desobediencia.

2.- ¿Si, el Papa no sintiera “dolor y vergüenza”, Ustedes lo sentirían? Creo que no rotundamente, porque no han hecho nada, absolutamente nada en estos tres años  por escuchar al pueblo de Dios, menos a las víctimas, al contrario, siempre quisieron invisibilizarnos, denostándonos, desacreditándonos y haciendo incurrir a su Santidad a emitir juicios erróneos contra nosotros, con la “información poco veraz y equilibrada” transmitida por Ustedes, además, creemos que no es un desafío, es una oportunidad que se les está dando, para renacer, pero enmendando y reparando el gran daño ocasionado a tanto creyente y transversalmente a toda la Comunidad cristiana y a la sociedad, porque hoy día todo el mundo está pendiente de las resoluciones que tomará El Papa Francisco, por lo tanto, no es una invitación, es un convocatoria,  es un llamado de atención respetando la colegialidad episcopal. Entonces, digamos las cosas con claridad y transparencia y no pretendan en Roma seguir “sosteniendo lo insostenible”.

3.- Hoy, como CECH “piden ayuda a sus comunidades”, con sus “consejos y Oración”, pero si nunca las han tomado en cuenta, tres años rogándoles, implorándoles, que nos reciban y escuchen, con escritos prudentes y fundados, caminatas, velatones, viajes a Santiago, Punta de Tralca, buscando ser tomados en cuenta,  ¡qué falta de respeto con su feligresía! Ninguna compasión, al contrario, siguen abriendo heridas con sus declaraciones sin fundamentos y poco asertivas y sin reconocer sus graves responsabilidades.

En este momento histórico queremos agradecer a Nuestro Señor Jesucristo, al Espíritu Santo, que nos ha guiado en esta odisea, al Papa Francisco, por su humildad al pedir perdón en su valiosa carta reciente, al Cardenal Sean O’Malley por escuchar nuestro clamor, a Monseñor Charles Scicluna y al Rev. Jordi Bertomeu “por su ingente labor de escucha serena y empática”.

¡El Reino de Dios es Para Todos! Estamos llamados a ser parte integrante y a sentirnos  pertenecientes del cuerpo místico de Jesús.

Todo sea para Mayor Gloria de Dios, En todo amar y servir.

Mario Vargas Vidal                       Danilo Andrade Barrientos

   Vocero                                          Laico Ignaciano

Comunidad de Laicos y Laicas de Osorno –  Chile.

14606433_10210184147575152_7034517892041477632_n

Laicos y Laicas de Osorno Protestan en frontis de la Catedral de Osorno 

 

Related posts: