|Jueves, Marzo 21, 2019
You are here: Home » Sin categoría » Arrestan a ex policías por el asesinato de Marielle Franco

Arrestan a ex policías por el asesinato de Marielle Franco 

brasile

Autoridades brasileñas anunciaron el arresto de dos expolicías por sospecha de que asesinaron a una concejala de Río de Janeiro hace un año, un hito en el caso de homicidio político que ha conmocionado a los brasileños durante casi un año.

En la madrugada del 12 de marzo los investigadores detuvieron a dos antiguos oficiales de la Policía Militar de Brasil, Ronnie Lessa y Elcio Vieira de Queiroz. En un comunicado, las autoridades dijeron que Lessa abrió fuego contra la concejala y activista Marielle Franco desde un auto en el centro de Río, el 14 de marzo de 2018. Vieira de Queiroz conducía el vehículo desde el que disparó Lessa, según la investigación.

El arresto es la muestra más concreta hasta la fecha de que Franco y su conductor, Anderson Gomes, fueron blanco de integrantes de un mundo criminal subterráneo a cargo de oficiales policiales actuales y antiguos. Los aliados de Franco llevan tiempo diciendo que sospechan de esas milicias y que ejecutaron a la concejala en represalia por su activismo contra la brutalidad policial  y por su defensa de los derechos humanos.

En el documento de imputación, los procuradores dijeron que el asesinato fue planeado durante meses y afirmaron que el homicidio sí fue motivado por el trabajo legislativo de Franco.

“Es innegable que Marielle Francisco da Silva fue sumariamente ejecutada por razón de sus actividades política y la defensa de sus causas”, escribieron los procuradores, de acuerdo con el periódico local O Globo. “La barbarie perpetrada la noche del 14 de marzo de 2018 fue un golpe al Estado democrático de derecho”.

Franco, de 38 años y quien creció en la favela Maré de Río de Janeiro, fue votada al concejo de la ciudad en 2016 y era de las estrellas en ascenso del Partido Socialismo y Libertad.

En el momento de su homicidio era la única mujer afrobrasileña en el concejo y de las pocas políticas abiertamente homosexuales de todo el país. El asesinato generó estruendo tanto en Brasil como en el exterior y exhibió la polarización política cada vez más profunda en Brasil.

Los funcionarios aún no indican quién habría ordenado el asesinato.  “De todas las preguntas, la de quién lo ordenó es la más importante”, dijo Mônica Benício, la pareja de Franco, en entrevista el 12 de marzo. “Eso debe contestarse porque es una afrenta a nuestra democracia”.

Ernesto Londoño  –  Rio de Janeiro

The New York Times

Related posts: