|Martes, Julio 7, 2020
You are here: Home » Destacados » Chile tiene más casos por millón de habitantes que Italia

Chile tiene más casos por millón de habitantes que Italia 

EZoG_QhXgAc88iu

Desde el inicio del brote de SARS-CoV-2 en Chile, la Premio Nacional de Ciencias Naturales y académica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, dejó sus investigaciones en botánica para abocarse al análisis de datos de la Pandemia, enfocándose en el caso chileno y de los países del Hemisferio Sur. Chile tiene más casos por millón de habitantes que Francia, Italia y Reino Unido. Incluso está muy cerca de Estados Unidos”, señaló la profesora Mary Kalin, en un día en el que país ya cuenta con 113.628 casos confirmados de COVID-19 y 1.275 fallecidos por esta causa. “La situación del país es bastante peor de lo que la gente cree”, advirtió mirando los números.

Estos últimos meses ha estado siguiendo y analizando los números de Chile y el Hemisferio Sur respecto a la pandemia. En este punto, ¿cuál es su análisis de su avance en esta zona?

La situación está bastante mal, particularmente en Brasil, pero en Chile también. Cuando uno compara los muertos con otros países, se debería comparar considerando el inicio de la pandemia en cada país. Si uno empieza a hacer eso se encuentra con algunas sorpresas. Por ejemplo, el inicio de la pandemia en Brasil, fue a principios de febrero y no marzo como dijeron originalmente; y si comparamos el número de muertos después de 90 días de pandemia en los dos países, se muestra que en Chile la mortalidad es bastante alta, y más de lo que uno puede imaginar.

Para el caso chileno usted lleva semanas alertando sobre la situación en regiones, pese a que donde más se concentra la atención de los medios y las medidas de contención es en la Región Metropolitana, ¿cómo ve la situación a lo largo del país en estos momentos?

Para mí un problema bastante grande es que el virus ya está registrado en cerca del 90 por ciento de las comunas del país. Y eso quiere decir que está en muchos rincones del territorio. No está sólo en las grandes urbes, están en los pueblitos, y lo que me preocupa es que se enfocan mucho en Santiago y se olvidan de todos estos otros rincones del país.

Yo destacaría que cuando un virus entra en un pueblo chico, los contagios son parecidos a lo que pasa en un barrio como La Reina, pero la proporción de personas que pueden ser contagiadas en un pueblo chico puede ser mucho mayor. De tal forma que hay estragos terribles que pueden producirse en comunas chicas. En un pueblo en que se contagian o entran en cuarentena 20 o 30 personas, el pueblo puede quedar sin carabineros, bomberos, médico, no funciona bien. Y a eso se suma que los pueblos pequeños no tienen buen acceso a la salud ni infraestructura. Hoy estos lugares se encuentran muy expuestos.

¿En atención a lo que dice es que usted planteó la propuesta de una cuarentena nacional para el país?

Sí, por eso que creo que es importante la cuarentena nacional. Yo sé que es difícil hacer esto en Chile porque la gente necesita comer, pero se podría hacer una cuarentena inteligente, como, por ejemplo, decir: ‘perfecto, ustedes van a trabajar tres días a la semana para bajar la cantidad de contacto en estos pueblos chicos’. Yo tengo miedo de que pasen cosas terribles en estos lugares, especialmente ahora que veo que hay muy poca gente preocupada de ellos.

Siguiendo con regiones, más allá de las medidas que por cierto no se han tomado en las localidades pequeñas, estos últimos días hubo una fuerte discusión por el fin de la cuarentena en Antofagasta, la decisión de no aplicar cuarentena a Valparaíso, que es una región que ya está muy complicada.  ¿Cómo ha visto este tipo de decisiones?

No estoy de acuerdo en cómo se han implementado las cuarentenas porque si tú dejas que el número de casos suba mucho, el tiempo que requieres después para bajar ese número a un nivel manejable, es mucho más largo. Además, esto lleva a que haya más rebrote después de que se levantan las cuarentenas. El único lugar en que no hay rebrote es Magallanes. ¿Por qué? Porque hicieron una cuarentena muy temprano, la dejaron bastante tiempo, y porque Magallanes tiene una barrera natural con otras partes del país, entonces, es como un país aparte casi. No estoy de acuerdo con esa política y lo digo abiertamente porque está llevando a un desastre. Si miras los números de Australia, que es un país con bastante más población que Chile, la máxima cantidad de casos que tuvo en un día en toda la cuarentena fue de 468. Ayer, en Valparaíso hubo más de 200 casos, la mitad de lo que tuvo un solo país gigantesco en una sola ciudad. Yo no entiendo la lógica.

Pese a lo tardío que podría ser ahora la implementación de cuarentenas, ¿sigue siendo según usted una medida urgente?

Sí, es más que necesario que se realice. Estamos con números demasiado altos. Por lo menos deberían cerrar las regiones.  Creo que si las medidas hubiesen sido más agresivas en un principio y más difundidas a lo largo del país, Chile estaría fuera de esto hoy. Eso lo puedes ver en los países del Hemisferio Sur como Australia y Nueva Zelanda, que empezaron con el brote al mismo tiempo, tomaron estas medidas, hoy tienen números hoy muy bajitos de contagios y ya están saliendo.

Usted plantea también que deberían aplicarse distintas estrategias de cuarentena, como en el caso de los pueblos pequeños, permitir ciertos días de trabajo, y en el caso de las ciudades organizar las salidas de la gente, ¿podría contarnos algo más de eso y de qué forma nos ayudaría a despejar más la ciudad?

Se ha dicho mucho que la gente no está cumpliendo las cuarentenas, lo cual es verdad, pero tampoco han sido muy imaginativos en cómo hacer esta cuarenta en Santiago. Por ejemplo, podrían haber dicho todas las personas cuyos nombres empiezan de la A a la G, pueden salir el lunes. Eso se podría rotar aleatoriamente todas las semanas para ir cambiando los días. De modo que el movimiento de las personas cuando tengan que salir, sería mucho más disperso. Hay un montón de este tipo de estrategias que se podrían hacer, he escuchado muchas ideas de científicos que dan buenas soluciones.

Ese es otro punto de esta crisis: los científicos y las sociedades médicas han insistido mucho en que no son considerados como quisieran por las autoridades, ¿qué piensa usted?

A mí me parece que el ministro de Ciencias debiera haber llamado a los científicos, para hacer una mesa de discusión sobre todos estos temas porque existen muchas propuestas interesantes. Hay ideas muy geniales, pero falta el contacto con el mundo científico. Para mí nada excusa el que el ministro no esté involucrando a los científicos en esto. Es un gran error, porque la intención de los científicos es ayudar. He escuchados a muchos colegas en Chile que tienen modelos, propuestas, análisis, y no nos están escuchando.

Ojalá que la autoridad, y los ministros de Ciencia y Salud escuchen un poco más, porque esto genera frustración. Es una pena porque este es el momento en que el país requiere todo el esfuerzo mental y la inteligencia colectiva.

Francisca Siebert  –  Prensa Uchile

 

Related posts: