|Domingo, Abril 11, 2021
You are here: Home » Papa Francisco » Irak: Clamor por la Paz en el mundo

Irak: Clamor por la Paz en el mundo 

155044644-d8e78903-f723-4566-b2a9-adf563b3936f

El Papa Francisco es un verdadero líder mundial. El histórico viaje a Irak fue la confirmación definitiva de que su praxis va más allá del mero diálogo interreligioso. En plena pandemia, en medio de tensiones globales, fue a donde muchos -no solo en la Curia vaticana- le aconsejaban no ir.

Francisco, en sus encuentros diarios con religiosos, políticos, diplomáticos y ciudadanía creyente en diversas zonas de Irak, suplicó que se evitara un nuevo choque de civilizaciones, oró por la paz en la región y en el mundo, sugirió que se potencie una diplomacia geopolítica global en que el multilateralismo sea una constante y, repitió en la tierra de la alianza entre Dios y Abraham que en este mundo nadie se salva sololo que está en juego es el futuro de la humanidad”.

Encuentro del Papa Francisco con el Gran Ayatollah Al-Sistani

El sábado 6 de marzo el Papa Francisco llegó, a primeras horas de la mañana, a la ciudad de Nayaf, al sur de Bagdad para encontrarse con el Gran Ayatollah Al-Sistani, la principal autoridad religiosa chiíta en Irak. Al-Sistani, de 90 años, nacido en Irán, es un guía espiritual muy apreciado por su reconocida sobriedad y sabiduría, incluso respetado por quienes no pertenecen a la rama Chií.

El Pontífice fue recibido en Nayaf, en la carretera que va del aeropuerto a la modesta casa del Gran Ayatolá -que se encuentra en el interior del Santuario dedicado al Imán Alí, primo y yerno de Mahoma y lugar sagrado para los Chiíes- por jóvenes agitando banderas de Iraq y  del Vaticano. En los carteles de bienvenida a lo largo de la carretera destacaban las palabras “Tú eres parte de nosotros y nosotros somos parte de ti”, con los rostros del Papa Francisco y del Gran Ayatollah Al-Sistani.

Francisco viajó a esta ciudad sagrada, a unos 160 kilómetros al sur de Bagdad, principal centro religioso de esta rama del Islam y destino de peregrinación de chiíes de todo el mundo. La ciudad alberga la tumba de una de los figuras más veneradas del islamismo; Ali, primo y yerno de Mahoma y el primer hombre en convertirse al Islam.

La cita entre ambos líderes religiosos duró 45 minutos. En la intimidad y sobriedad de ese sencillo despacho del Ayatollah, repasaron interesantes temas de interés reciproco; el Papa Francisco subrayó “la importancia de la colaboración y amistad entre las comunidades religiosas para que, cultivando con respeto recíproco el diálogo, se pueda contribuir al bien de Irak, de la región y de la entera comunidad”.

Por su parte, en un comunicado de la oficina del Gran Ayatollah Al- Sistani se señaló que trataron los “grandes desafíos que enfrenta la humanidad” y que el Ayatolllah se extendió sobre “las injusticias y opresión, la persecución religiosa e intelectual…el bloqueo económico y los desplazados de muchos pueblos de la región, entre ellos el pueblo palestino”. La máxima autoridad chíi expresó “su interés en que los cristianos vivan como los iraquíes, en paz y seguridad y con todos sus derechos”.

Como primera síntesis reflexiva de la histórica vista del Papa Francisco a Irak, nos parece que todo cristiano y persona de buena voluntad que ama la paz y la hermandad ha de congratularse. JM Bergoglio cumplió con creces los objetivos humanistas de su visita apostólica, entró y salió de esas tierras llenas de fe, memoria y cultura como un Peregrino de la Paz’.

Para corroborar lo expuesto en estas sencillas líneas solo basta discernir -con humildad- estas palabras pronunciadas en medio de una zona azotada por la guerra desde hace décadas:” Hostilidad, extremismo y violencia (…) son traiciones a la religión. Y nosotros creyentes no podemos callar cuando el terrorismo abusa de la religión”.

Jaime Escobar Martínez

Director de revista ‘Reflexión y Liberación’

Santiago  –  Madrid  –  Roma

Papa Francisco y ayatolá Sistani abogan por la paz en encuentro | Tele 13

 

 

 

 

 

Related posts: