Abril 17, 2024

Juicio Vaticano al Coro de la Capilla Sixtina

 Juicio Vaticano al Coro de la Capilla Sixtina

El juicio penal del Tribunal Vaticano sobre el Coro de la Capilla Sixtina está en marcha. La primera audiencia se llevará a cabo el 24 de mayo de 2023.

El promotor de justicia del Vaticano, Alessandro Diddi, ha solicitado la acusación para el ex director administrativo del Coro del Papa, Michelangelo Nardella, y para otros acusados ​​cuyos nombres aún no se han dado a conocer oficialmente, anunciado por el Tribunal de Oltretevere presidido por Giuseppe Pignatone.

 La investigación financiera sobre el Coro había sido abierta en 2018 por el Papa Francisco y fue revelada por ilfattoquotidiano.it el 3 de julio de ese año Noticia confirmada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede el 12 de septiembre siguiente: “En cuanto a lo que sale en la prensa en relación a unos hechos que involucran al Coro de la Capilla Sixtina, se confirma que: el Santo Padre Francisco, algunos meses atrás, autorizó una investigación sobre los aspectos económico-administrativos del mismo coro. La investigación sigue en curso.”

Tras numerosos informes de cantantes adultos y de los padres de los ‘pueri cantores’, niños con voces agudas, Bergoglio había confiado la investigación interna al Nuncio apostólico Mario Giordana. El prelado había escuchado tanto al entonces director del Coro, el salesiano monseñor Massimo Palombella, como al director administrativo de la época, este último suspendido de inmediato.

Al final de la investigación, monseñor Giordana había entregado sus conclusiones a Francisco, transferido, nuevamente en 2018, al promotor de justicia del Vaticano quien, al final de la fase de investigación de cinco años, pidió acusaciones. El Papa, según su práctica de gobierno, no esperó al inicio del juicio penal para intervenir drásticamente en la Capilla Sixtina Pontificia. Con un motu proprio con fecha 19 de enero de 2019, Bergoglio relevó la responsabilidad del Coro al prefecto de la Casa Pontificia, cargo que todavía ocupa, aunque solo formalmente desde enero de 2020, por el exsecretario de Benedicto XVI, el arzobispo Georg Gänswein, encomendándolo al maestro de celebraciones litúrgicas pontificias , en ese momento monseñor Guido Marini, actualmente obispo de Tortona, y ahora arzobispo Diego Ravelli.

Decisión confirmada por Francisco en la constitución apostólica sobre la Curia Romana, Praedicate Evangelium: “El maestro de las celebraciones litúrgicas papales es también responsable de la Sacristía Papal y de las capillas del Palacio Apostólico. Es también responsable de la Capilla Musical Pontificia, con la tarea de orientar todas las actividades litúrgicas, pastorales, espirituales, artísticas y educativas y los ámbitos de la misma Capilla, insertada en el Oficio como lugar específico de servicio a las funciones litúrgicas pontificias y al mismo tiempo a la custodia y promoción del prestigioso legado artístico-musical producido a lo largo de los siglos por la propia Capilla para las liturgias solemnes de los Papas”.

Bergoglio también nombró a un superintendente de economía de la Capilla Sixtina Pontificia, el arzobispo Guido Pozzo, “encomendándole -explicó el Pontífice- únicamente la tarea del cuidado específico de la administración económica de la propia Capilla, que debe llevarse a cabo bajo la dirección del maestro de celebraciones y responsable de la Capilla Musical Pontificia”. El 10 de julio de 2019, el Papa destituyó a Monseñor Palombella: “El Santo Padre –especificó la Oficina de Prensa de la Santa Sede– aceptó la solicitud del maestro de cesar en su cargo.

La decisión se tomó tras obtener la opinión unánime de la Congregación de los Salesianos de Don Bosco y de la Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. Monseñor Palombella ya está a disposición de la Congregación Salesiana para el nuevo ministerio que le será encomendado”. Al mismo tiempo, Francisco encomendó la dirección del Coro a Monseñor Marcos Pavan.

Giovanna Trinchella – ROMA

Il Fatto Quotidiano

Editor