Julio 18, 2024

El CMI pide un alto el fuego y ayuda humanitaria para Gaza

 El CMI pide un alto el fuego y ayuda humanitaria para Gaza

Más de 1,2 millones de palestinos están luchando por huir de zonas del norte de Gaza atacadas por el ejército israelí antes de una esperada ofensiva terrestre una semana después del sangriento ataque de Hamás Israel. 

“El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) hace un nuevo llamamiento urgente para que cese inmediatamente esta violencia mortal y para que Hamás cese sus ataques. Pedimos urgentemente a ambas partes que reduzcan la situación”, dijo el secretario general del CMI, Rev. Prof. Dr. Jerry Pillay. “Estamos profundamente preocupados por el conflicto entre Israel y los grupos armados palestinos, y por las consecuencias inevitablemente trágicas para los pueblos de la región –tanto israelíes como palestinos– tras un período de escalada de tensiones y violencia en Cisjordania y Jerusalén”.

El Consejo Mundial de Iglesias se sumó a la declaración de los Patriarcas y Jefes de las Iglesias en Jerusalén el 13 de octubre, que instaban a tomar medidas inmediatas para abordar la escalada de la crisis humanitaria en Gaza. La situación en la Franja de Gaza es insoportable sin acceso a agua, alimentos, asistencia médica y electricidad.

Pillay dijo en una declaración el domingo: “Hacemos un llamado al Estado de Israel, con el apoyo de la comunidad internacional, para que permita la entrada de ayuda humanitaria a Gaza para que millones de civiles inocentes, incluidos muchos niños, puedan recibir tratamiento médico y suministros básicos”.

Pillay subrayó la urgente necesidad de actuar. “Además, hacemos un llamado a todas las partes para que reduzcan la escalada de esta guerra para salvar vidas inocentes y al mismo tiempo servir a la causa de la justicia”.

El Hospital Anglicano árabe Ahli en Gaza fue alcanzado el sábado por la noche por ataques israelíes. Dos pisos resultaron parcialmente dañados y cuatro personas resultaron heridas. 

Pillay pidió que se respete y defienda el derecho internacional, incluida la Convención de Ginebra, el derecho internacional humanitario y los derechos humanos para proteger a todos los civiles y la liberación inmediata de todos los rehenes retenidos en Gaza. 

Pillay concluyó: “Hacemos un llamado a todos los líderes a trabajar por una paz justa en Tierra Santa. Sólo la justicia conducirá a la paz y la seguridad para todos”.

El CMI   invita a todas las iglesias miembros y a las personas de buena voluntad a unirse al llamamiento de los Jefes de Iglesias de Jerusalén para celebrar un Día de Oración y Ayuno el 17 de octubre.

Consejo Mundial de Iglesias  –  Ginebra

Editor