Julio 20, 2024

‘Jamás he faltado a la probidad’

 ‘Jamás he faltado a la probidad’

“Quiero partir aclarando que jamás he faltado a la probidad y nunca he ocupado mi cargo para favorecer a nadie. No he infringido norma alguna ni he tenido conductas que traicionen los principios que han guiado mi actuar personal y político desde que empecé a militar a los 12 años”.

De esta manera defendió su trabajo político la diputada Catalina Pérez, militante de Revolución Democrática (RD), en medio del escándalo por los millonarios convenios que firmó la Seremi de Vivienda de Antofagasta con la Fundación Democracia Viva, entidad representada legalmente por Daniel Andrade, pareja de Pérez y que ahora está siendo investigada por el Ministerio Público por tráfico de influencias, malversación de fondos públicos y fraude al fisco.

A través de un comunicado público, la parlamentaria afirmó que guardó silencio los últimos días para “escuchar, reflexionar y calibrar la situación”, además de también “pedir ayuda profesional para demostrar que jamás he cometido delito”.

Agradezco a mi equipo y amigos que me han dado ánimo. Y sobre todo a mi mamá y su apoyo incondicional. Soy hija de exiliados, nací en Suecia. El respeto, la rectitud y la austeridad son la base de mi formación. El foco de mi quehacer ha sido combatir las malas prácticas en política”, puntualizó en el escrito.

“Cometí un error de juicio”

La diputada admitió que se equivocó en su primera declaración cuando dijo que “esto era sólo un problema de dos hombres adultos, ya que es indudable que esto también tiene una dimensión de interés público”.

“Mi relación con Daniel Andrade comenzó hace dos años. Nos conocimos en el trabajo político, hoy ya no vivimos juntos”, profundizó la militante RD, confirmando así un alejamiento con uno de los involucrados principales del caso.

Respecto a su conocimiento sobre la Fundación Democracia Viva, aseguró que ella nunca formó parte, aunque sí “di algunas charlas, como lo he hecho con muchas otras organizaciones”, las que fueron realizadas -detalló- “siempre ad honorem, como corresponde”.

“Quiero reiterar fuerte y claro: Nunca he hecho uso de mi cargo para interceder por esta ni ninguna fundación o persona para obtener recursos del Estado. Jamás he visto ni recibido un peso ni me he beneficiado de ninguna manera”, dijo en su comunicado.

Además, admitió que cuando tomó conocimiento de los convenios con el Ministerio de Vivienda, no ponderó correctamente “el impacto para el país y el daño que esto iba a causar, tanto a mí como al gobierno del Presidente Gabriel Boric y al proyecto político por el que hemos luchado junto a todas y todos ustedes”.

“Me equivoqué. Cometí un error de juicio”, señaló la parlamentaria, que, de todas maneras, dijo que “nada de lo sucedido justifica cómo me han tratado. Todo el país ha escuchado lo que se ha dicho de mí”.

Cuestionamientos

Por otra parte, Pérez realizó un fuerte cuestionamiento contra personeros de su propio partido, asegurando que “han notificado por la prensa de acciones en mi contra. Han puesto en duda mi honra. Me han tratado de manera brutal, cruel, sin límite, sin escucharme”.

“Han buscado encapsular el problema en mi persona en un intento desesperado de eximirse del juicio público, en vez de enfrentarlo de manera valiente, colectiva y racional”, detalló la diputada, que explayó sus críticas al presidente de RD, senador Juan Ignacio Latorre.

“Como una muestra de su falta de talento político y de liderazgo, el presidente del partido, senador Latorre, ha sido errático, cambiante y, además, ha faltado a la verdad. No fue él, sino yo quien pidió un pronunciamiento a Contraloría, sobre este y todos los convenios entre fundaciones y la Seremi de Vivienda de Antofagasta”, profundizó en el extenso comunicado.

En esta línea, pese a una “profunda decepción” que siente por este poco apoyo, seguirá siendo diputada de RD “por respeto a mi historia política y a quienes represento en Antofagasta. No tengo nada que ocultar. Como siempre lo he hecho, he respondido por mis actos y lo seguiré haciendo”.

“Voy a participar en todo aquello que no interfiera con una investigación penal en marcha, para contar lo sucedido, porque no he cometido ningún acto indebido ni he faltado a mis principios”, puntualizó Pérez, adelantando su disposición a someterse a “las instancias partidarias a las que sea citada y demostraré en ellas que no tengo responsabilidad en los hechos investigados”.

“Traición y dolor”

La cuestionada parlamentaria señaló que en este caso ha existido un “canibalismo político no es propio de nuestro estilo y no representa el proyecto político que quisimos construir”, afirmando también que “a quienes tenemos cargos de responsabilidad nos corresponde cuidar nuestras declaraciones y terminar con los ajusticiamientos públicos”.

“El conflicto hoy está en manos de la Justicia, dejemos que ella funcione”, solicitó Pérez, que buscará “fuerza para recuperarme de la traición y del dolor, y luego me voy a reintegrar, de frente, como siempre lo he hecho”.

“No dejaré de representar a la gente de mi región. Hay tanta injusticia y necesidades en Chile y yo seguiré desde la Cámara, firme, luchando por sus derechos”, puntualizó.

Finalmente, reiteró que no ha infringido ninguna norma y tampoco cometido ningún delito, ya que “jamás he faltado a la probidad, nunca he presionado a nadie para obtener un beneficio personal, no he intercedido ante autoridades en favor de terceros, ni me he beneficiado de este convenio de ninguna manera. Sé que la verdad de los hechos se impondrá”, cerró la diputada RD en su comunicado.

Agencias Noticiosas  –  Radio Cooperativa  –  Reflexión y Liberación

Editor