Abril 22, 2024

 Diálogos: Iglesia y Masonería

  Diálogos: Iglesia y Masonería

Sorpresa causó la noticia de que el pasado viernes 16 de febrero el Arzobispo de Milán, Monseñor Mario Delpini, participó en un Seminario organizado en su ciudad con los grandes maestros de las tres logias masónicas italianas.

Entre los representantes de la Iglesia que participaron en el evento – un seminario al que sólo se puede acceder con invitación sobre la Iglesia y la Masonería promovido por la asociación católica GRIS, organizado en la Fundación cultural Ambrosianeum – estuvo presente, junto con el arzobispo, el cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente emérito del Dicasterio para los textos legislativos, y Antonio Staglianò, obispo de Noto y presidente de la Academia Pontificia de Teología.

La masonería estuvo representada por Stefano Bisi, gran maestro del Gran Oriente de Italia, la mayor Logia masónica del país -que definió el encuentro como “histórico”- y por los líderes de otras dos logias nacionales: la Gran Logia de Italia y la Gran Logia Regular de Italia.

Cabe destacar la participación en el Seminario del cardenal Coccopalmerio, que era obispo auxiliar de Milán en la época del cardenal Carlo Maria Martini. De hecho, el difunto cardenal jesuita era conocido por su diálogo abierto incluso con la masonería, que le rindió homenaje como ‘hombre de diálogo’ tras su muerte en 2012.

Intervención de Monseñor Mario Delpini

Ocho minutos de discurso al final de los cuales el arzobispo de Milán recibió abundantes aplausos. Un ‘saludo’ fue dirigido a los presentes por monseñor Delpini, que desde que fue nombrado arzobispo de Milán en 2017 siempre ha aceptado todas las invitaciones para buscar siempre una forma de diálogo, incluso cuando parece imposible.

En su saludo, Delpini recordó la importancia de este tipo de encuentros. Y invitó a «no esperar quién sabe qué surgirá de estas situaciones, como piensan algunos periodistas. Son solo una conversación franca y tranquila para ilustrar tus ideas. No hay pared con pared, hablamos, comparamos y luego quizás cada uno se apegue a su propia idea”. Al final del Seminario de tres horas «las posiciones entre la Iglesia católica y la masonería parecen haber seguido siendo irreconciliables».

El evento en Milán fue organizado por el Grupo de Investigación e Información Sociorreligiosa ( GRIS ), una asociación privada de creyentes, aprobada por la Conferencia Episcopal Italiana, que promueve la investigación y el estudio sobre las sectas, los nuevos movimientos religiosos y la fenomenología que se relacionan. 

En el comunicado de prensa del GRIS de presentación del Seminario señalan: «La propuesta para organizar este evento proviene únicamente del GRIS nacional (…). La decisión de organizar un Seminario por invitación se derivó de dos factores: la característica de estudio, escucha y discusión tranquila del Seminario sobre el tema del evento; la imposibilidad de satisfacer todas las solicitudes de participación”.

Unirse a una Logia masónica sigue estando prohibido en la Iglesia Católica. El pasado 13 de noviembre de 2023, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe lo reiteró en una respuesta, firmada por el Papa Francisco y el cardenal Víctor Fernández, a un obispo de Filipinas que había expresado su preocupación «por el continuo aumento de fieles de la masonería». “, y había pedido “sugerencias para abordar adecuadamente esta realidad desde un punto de vista pastoral”.

Antonio Dall’Osto – Milán

Editor