|Jueves, Agosto 16, 2018
You are here: Home » Artículos Destacados » Los Herodes de nuestro tiempo

Los Herodes de nuestro tiempo 

cid_419F78C390E7465AB

Son Herodes de ahora mismo, sobre todo, los dirigentes políticos rusos, norteamericanos, europeos y chinos, junto con sus multinacionales, culpables de los emigrantes de la guerra en Siria, de las migraciones de Africa, de los que tiritan día noche y se mueren de frío en Turquía o Grecia, o sepultados en el Mar de Muertos del siglo XXI, el Mediterráneo.

Veinte nuevos millonarios cada día en España

Mateo 4, 12-17:

Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el Profeta Isaías: “País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló”. Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: “Convertíos porque está cerca el Reino de los Cielos”.

1.- Juan Bautista arrestado.-Juan es arrestado por orden de Herodes, porque el poder soporta muy mal que le critiquen, y si es un poder absoluto, que además siempre es corrupto, no lo tolera de ninguna manera. Juan había denunciado públicamente las maldades de Herodes y más en concreto el haber ordenado matar a su propio hermano para “casarse” con su mujer. Herodes dio orden de meterlo en la cárcel. Más tarde mandará que le corten la cabeza. Jesús más adelante le llamará a Herodes públicamente zorra. ¡A cuantos dictadores habría que llamárselo hoy, unos dictadores políticos y otros económicos! En España además, entre corruptos y corruptores, tenemos una buena colección de “zorras”.

2.- Herodes de nuestro tiempo.-En el mundo civilizado puedes ir a la cárcel por no poder pagar una multa de tráfico o robar una pequeña cosa, pero si robas a gran escala usando trucos legales o autoadjudicándose sueldos o indemnizaciones multimillonarias como hacen los grandes directivos de bancos, cajas y empresas, dejando a la empresa en quiebra y a los obreros en el paro o a los clientes sin su dinero, es muy difícil que tengas que poner tus huesos a dormir en una celda, y si llegas a hacerlo podrás pasarlo bastante mejor que los demás y por poco tiempo. Esos tales y otros que se enriquecen a costa de los demás, especialmente del trabajo de personas y niños esclavos del Tercer Mundo, son los Herodes de nuestro tiempo porque con su gran daño a los demás matan en estos a Jesucristo. Hay millones de niños y niñas que no saben lo que es la niñez, porque casi desde que empiezan a andar sus padres los ponen a trabajar o pedir, como en la India, China, Indonesia, Bangladehs, Brasil…, cuyo salario no llega ni a un euro al día.

Son Herodes de ahora mismo, los dirigentes políticos rusos, de EE.UU. y europeos, junto con sus multinacionales, culpables de los emigrantes de la guerra en Siria, de las migraciones de Africa, de los que tiritan día noche y se mueren de frío en Turquía o Grecia, o sepultados en el Mar de Muertos del siglo XXI, el Mediterráneo.

2.- Jesús se marcha a Galilea.- ¿Por qué a Galilea? Porque era la región de los pobres, de los despreciados, de los explotados por el poder absoluto del emperador de Roma. Era la región de los campesinos, de los pescadores, de los mendigos, o sea, el equivalente al Tercer Mundo de hoy. Eran los que “habitaban en tinieblas y sombras de muerte”. A estos es a los que Jesús viene a anunciar el Reino de Dios, el Reino de la justicia, de la liberación, de la salvación de Dios. Los que sentían necesidad de ser salvados de sus penurias y sufrimientos.

Sin la liberación de los oprimidos no hay ninguna religión que sirva para nada a no ser para someter y domesticar personas y conciencias. Romper con la injusticia es el compromiso que asume Jesús, como lo tiene que ser de todo el que cree en El. Es una exigencia humana y por tanto cristiana.

3.- Jesús, luz y esperanza.-Para aquellas pobres gentes que vivían una vida de tinieblas, es decir, de esclavos, de oprimidos y de muerte injusta, Jesús fue una gran luz, una esperanza viva de vida mejor. Con Jesús comprometido con su liberación se acercaba para ellos el Reino de Dios. Por algo lo seguían en masa, pues Jesús les hablaba con palabras que le salían del corazón y por eso les llegaban al corazón.

4.- Por qué se alejan tanta gente y tantos jóvenes de la Iglesia?-Multitud de gente se alejó y sigue alejándose de la Iglesia, sobre todo los jóvenes. ¿No será porque les proponemos una religión de ritos y no el mensaje liberador de Jesucristo? ¿No será porque no nos enfrentamos al lado de ellos a los Herodes de nuestro tiempo que los han metido a engrosar por miles y miles las filas interminables del paro, o a un trabajo tan precario y temporal que no les da para vivir, y no pueden plantearse ningún proyecto de vida, ni presente ni futuro, y tener que optar por emigrar? Entre tanto, cada día de 2016 surgieron 20 nuevos millonarios en España, mientras que las rentas más bajas se redujeron un 33%. El 10% de los más ricos de España acumula el 56,2% de la riqueza nacional. Más aun: tres personas, Amancio Ortega (Inditex-Zara), su hija Sandra Ortega y Juan Roig (Mercadona) acumulan tanto ellos tres como 14,2 millones de españoles que son más pobres. El porcentaje de mujeres trabajadoras pobres en España es del 12,2%, el segundo más alto de la UE (El Comercio de Gijón 16/01/17, según informe de Oxfam-Intermón).

4.- El Papa Francisco.-Tomó como máximo objetivo de su pontificado el compromiso con los empobrecidos del mundo, reflejado en en la Encíclica LAUDATO SI. Son dos en uno, los seres humanos empobrecidos en un mundo donde hay de sobra para todos, que les lleva a una muerte injusta y prematura, y la Madre-Tierra, que es un pobre más entre ellos por el gran daño que le causamos con la contaminación, la adulteración y la explotación incontrolada de sus recursos. Cuidar al ser humano exige también cuidarla a ella, pues de ella dependemos todos.

Todo cristiano que quiera ser coherente con el mensaje de Jesús aplicado a la realidad de nuestro tiempo, necesita conocer y practicar lo más posible el contenido de esta Encíclica.

A ver si Francisco empuja a la Iglesia (a nosotros y con nosotros) con fuerza suficiente para retornar a la fidelidad al Evangelio de Jesús y volver a ser camino, luz y vida para el mundo de hoy.

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

Related posts: