|Martes, Junio 18, 2019
You are here: Home » Neoliberalismo y Justicia Social » Los Matte: defensa y apoyo económico a Karadima y O’Reilly

Los Matte: defensa y apoyo económico a Karadima y O’Reilly 

news_66347747995jcb3

Ciertamente el Cardenal Gerhard Müller, no viene sólo a inaugurar la Asamblea Plenaria de los obispos reunidos en Punta de Tralca, viene también a interiorizarse de varias situaciones que inquietan hoy al Vaticano. Por esto será interesante saber qué informará el Cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sobre puntos críticos como los escándalos sexuales de clérigos, algunas irregularidades financieras eclesiásticas y las consecuencias que han significado el escándalo de nombrar al obispo Juan Barros, discípulo de Fernando Karadima en la Diócesis de Osorno. El Papa Francisco ha recibido peticiones de un Visitador Apostólico a la Iglesia en Chile. ¿Será la visita del Cardenal Müller un avance o un retroceso para quíenes -consagrados y laicos- claman por una salida a la grave crisis de confianza y credibilidad que afectan seriamente a la Iglesia chilena? (Int. R y L).

 La colusión 3.0, como la calificó Felipe Irarrázabal, el Fiscal Nacional Económico, ha complicado a Eliodoro Matte en los planos más insospechados. El matrimonio de Pilar, su hija menor, periodista y gestora cultural de la U. de Los Andes y socia del conocido blog de modas Cranberry Chic, el próximo 12 de diciembre, con Juan Luis Bulnes León es motivo de preocupación. No hay ánimos para celebrar e incluso existe temor por la reacción que pudieran tener desconocidos. Pero como ha sido la tradición, los matrimonios de la familia no se comunican en las páginas sociales.

No ocurrió con Eliodoro, su hijo mayor, que cursó dos años de Arquitectura en la Finis Terrae, cuando se casó con una de las hijas de Pedro Donoso, el socio de IM Trust y Mall Plaza. En su matrimonio el joven lució su cabeza rapada por sus creencias budistas y aceptó una ceremonia religiosa católica solo a petición de la novia. Eliodoro, su padre, tampoco publicó un aviso, porque quien sería su mujer, Pilar Capdevila, a quien conoció cuando ella trabajaba como secretaria en el grupo Matte, estaba anulada, por lo que se casaron privadamente en la casa de María Larraín, su madre, en una ceremonia que bendijo Fernando Karadima. El cura que la ayudó a obtener, además, la nulidad religiosa, fue muy cercano al empresario y su mujer. Y también a quien será su consuegro, Juan Luis Bulnes Cerda. El hijo del general Schneider aseguró en su oportunidad a El Mostrador que “luego del crimen de mi padre los principales culpables desaparecen y se van de Chile. En esa etapa son ocultados, concretamente Bulnes, por el cura Karadima”. En el libro Karadima, el señor de los infiernos, de María Olivia Monckeberg, se detalla el lugar del escondite: el torreón de color rojo de la Iglesia El Bosque.

Cuando se destapó el largo historial de abusos sexuales de Karadima en contra de los jóvenes que dirigía espiritualmente y que lo ayudaban en las misas de la Parroquia de El Bosque, Matte fue uno de los que costeó su defensa, a cargo del estudio del penalista Luis Ortiz Quiroga. Y le pidió una reunión al Fiscal Nacional Sabas Chahuán, quien pensó que el empresario había sido víctima de un delito, pero no, quería plantearle “una investigación rápida” en el caso Karadima, a lo que Chahuán le respondió que “la Fiscalía hace lo mismo en todas las investigaciones”. Y no hablaron más “porque no correspondía que habláramos más, yo no tenía idea del tema”, aseguró Chahuán. El hecho se supo porque James Hamilton, una de las víctimas que inspiró la película El Bosque de Karadima, contó al panel de Tolerancia Cero, después de ser entrevistado, la existencia de presiones de los dueños de CMPC.

En cámara el médico gastroenterólogo afirmó que miembros de la familia Matte habían presionado en su anterior trabajo en la Clínica Alemana para que lo despidieran, sin precisar quién. Fuera de pantalla aclaró que se trataba de Patricia Matte.

Como si no bastara, cuando Informe Especial dedicó un programa a los abusos de Karadima, con el testimonio de Hamilton, y las cámaras de TVN se dirigieron a la Parroquia El Bosque a recoger testimonios frente a las denuncias, hubo una mujer de rostro desconocido para la mayoría de los televidentes que dijo “él es un actor de cine”, refiriéndose a Hamilton. Era Pilar Capdevila.

Eliodoro Matte pidió disculpas públicas a Chahuán en una carta al director de El Mercurio, afirmando que solicitar la entrevista fue un error y presentó sus excusas “en conciencia de que todos los que ostentamos alguna autoridad o poder debemos ser extremadamente cuidadosos al ejercerlo”. Reconoció que Carlos Peña tenía razón en los dichos de su columna publicada el domingo anterior. “Su línea de argumentación es correcta, salvo su afirmación de que se hizo a espaldas del público, lo que no es efectivo porque se utilizó el mecanismo regular de audiencias”.

También pidió perdón a los empresarios, a la opinión pública, a los consumidores y a sus colaboradores por “estos hechos tan repudiables” el domingo pasado en una extensa entrevista en El Mercurio.

Por su mujer Pilar Capdevila se ligaría espiritual y económicamente a la orden mexicana de los Legionarios de Cristo. John O’Reilly, el sacerdote condenado a cuatro años de libertad vigilada por abusar sexualmente de una ex alumna del colegio Cumbres, otrora el cura más popular de la elite con su estilo alegre y una visión del catolicismo en la que el dinero no debe ser motivo de culpa, se hizo íntimo amigo de Capdevila cuando ella cambió a su hijo Eliodoro desde el Apoquindo al Cumbres.

Lo invitaban a comer, le regalaron un auto, el llamado Cerro del Medio en La Dehesa para que lo aportara como activo para construir un gran campus cuando los Legionarios entraron a la Universidad Finis Terrae, aunque no sirvió porque fue declarado área verde. Por su cercanía, Matte fue parte de los directores que puso la Legión en el consejo de la Finis Terrae, junto a Juan Obach, aportante del CEP, miembro del comité ejecutivo que se reúne hoy viernes y del comité directivo, que elige al presidente del centro de estudios. Y entre los que se contaban, además, Agustín Edwards, dueño de El Mercurio; Guillermo Luksic, el fallecido empresario presidente de Quiñenco, entre otros personajes poderosos.

La decisión de donarle el Cerro del Medio a la Legión lo distanció para siempre de su íntimo amigo Raúl Ducci, a quien le había encomendado lotear los faldeos del cerro para construir viviendas. Porque de un momento a otro le quitó el negocio a Ducci, sin explicación, provocándole un severo daño económico.

La guerra entre los Legionarios y el grupo fundador de la Finis Terrae, encabezado por su rector Pablo Baraona, cuyo hijo Felipe fue gerente general de SCA, ex Pisa, entre 2005 y 2013 y es parte de los ejecutivos acusados de colusión, fue encarnizada. Duró varios años y atrasó el plan de expansión de la universidad.

En 2003, mientras peleaban los fundadores con la orden a la que invitaron a entrar y a la que le iban a entregar, en un plazo que los Legionarios no aceptaron, el proyecto completo y sin pago de por medio, Pilar Capdevila le entregó la administración del colegio que ella había creado en La Pincoya –el Santa Teresa de Los Andes– a la congregación religiosa.

Durante el juicio oral, Capdevila fue parte del grupo de mujeres que concurrió a darle su apoyo en el Centro de Justicia. Y una de las 1.084 personas que firmó  la inserción publicada en El Mercurio y La Tercera, el 25 de agosto de 2012, dos días antes de la audiencia de formalización por abuso sexual, en apoyo al sacerdote investigado. Declaraban “haber sido testigos de las obras del padre John O’Reilly al servicio de Dios y no podemos callar frente al dolor infinito de un hombre inocente imputado del más vil de los delitos”.

Otros de los suscriptores eran Arturo Mackenna, gran amigo y compañero de Eliodoro Matte en Ingeniería Civil de la U. de Chile, ex gerente general de CMPC, que renunció al directorio una semana antes de conocerse el requerimiento por colusión de la FNE, “por la responsabilidad política”, según él mismo ha reconocido, debido a la cercanía con los ex ejecutivos coludidos, y Patricio Claro Grez, director del Bice Vida, también compañero de carrera.

Matte no figuraba, pero no era porque se hubiese distanciado de O’Reilly. Cinco meses después, en el verano de 2013, él y su mujer lo invitaron a pasar cuatro días de vacaciones a su fundo Aguas Blancas en Los Ángeles, con autorización del tribunal, cuando le levantaron el arraigo domiciliario total.

Ximena Pérez – El Mostrador  /  Introducción Reflexión y Liberación

Related posts:

Add a Comment

You must be logged in to post a comment.