|Jueves, Marzo 21, 2019
You are here: Home » Artículos Destacados » Misa solemne por muerte de P. Juan en Tucumán

Misa solemne por muerte de P. Juan en Tucumán 

padrejuan

El P. Juan Viroche, fue encontrado muerto hoy en su casa al lado de la Parroquia Nuestra Señora del Valle que atendía en La Florida, periferia de la ciudad de Tucumán. Había informado a sus superiores en el Arzobispado que estaba amenazado por bandas de narcotraficantes que operan impunemente en esa importante ciudad argentina. Según el fiscal general de la ciudad, hay  sacerdotes  que vieron el cadáver del P. Juan y aseguran que “apareció con muchos golpes en las costillas” y agregó el fiscal general: “Aun cuando no sea así, no es un suicidio porque, insisto, era un sacerdote comprometido con la vida.”

La Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, que forma parte de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, emitió un comunicado hoy en el que señaló que “conocimos este mediodía la muerte del sacerdote católico Juan Heraldo Viroche quien era párroco de la Parroquia de Nuestra Señora del Valle de La Florida, en la provincia de Tucumán.

El padre Juan era conocido por jugarse en contra del narcotráfico, habló claro hacia adentro y hacia afuera de su comunidad defendiendo la vida en peligro. Ante sus más íntimos colaboradores expresó un profundo dolor ante las amenazas que recibió por parte de las mafias narcotraficantes.

En este Año de la Misericordia, nos unimos como pueblo en oración pidiendo por el padre Juan y su descanso en el Señor.

Por este motivo invitamos a todo el pueblo de Dios a una misa en homenaje a su vida este jueves 6 de octubre, en el santuario San Cayetano de Liniers, las 12 hs. Presidirá la eucaristía el obispo de Merlo-Moreno y referente episcopal para la Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, monseñor Fernando Maletti y concelebrarán el padre José María Di Paola, coordinador de la misma Comisión, y todos los sacerdotes que puedan acercarse al templo.

Nos unimos a las comunicaciones emitidas en torno a este tema tanto por la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina como por el Arzobispado de Tucumán”.

El P. Juan Viroche nació hace 46 años en el barrio Victoria de la capital y había optado por la vocación sacerdotal, que ejercía en barriadas pobres, era querido y respetado por todos, tenía una cercanía a los sufrientes y desempleados, con alegría llevaba el Evangelio a esas periferias tal como lo pide la Iglesia y el Papa Francisco, incansablemente. También le gustaba el deporte y desde joven nunca abandonó su amor por la camiseta roja y blanca de San Martín de Tucumán.
Este miércoles el querido sacerdote fue hallado sin vida -presumiblemente ahorcado- en la casa que ocupaba en la localidad de La Florida, donde desempeñaba su trabajo  religioso, ante el pesar de los vecinos, quienes quieren saber las causas exactas de su muerte ya han reiterado que el Padre ya había sido amenazado por los grupos del narcotráfico de la zona.
Fuentes del caso informaron a la agencia argentina Télam que, en base a declaraciones de allegados al sacerdote, se determinó que el religioso estaba “preocupado” porque había recibido amenazas en los últimos días. Otras versiones aseguran que, por el temor que tenía por las amenazas, había solicitado el traslado a sus superiores, en especial al Arzobispo Alfredo Zecca.
En noviembre del año pasado, tras un asalto a una Iglesia, vecinos de Delfín Galló en Tucumán, organizaron una misa en la calle para pedir seguridad. La ceremonia fue encabezada por el P. Viroche, quien explicó que el gran problema de la pequeña localidad, de no más de 8.000 habitantes, era el consumo y tráfico de droga.  “Estoy convencido de que la inseguridad no se va con más efectivos policiales, es una forma de conciencia que debe partir desde la educación y desde los valores y compromiso mismo que tenemos como pueblo y como ciudadanos”, aseguró el el sacerdote durante esa misa que marcó hondamente a la feligresía local.
La noticia conmocionó a los vecinos de La Florida, donde el P. Viroche tenía un rol central y liderazgo indiscutido. Un video difundido hoy por la prensa local,  lo muestra en una convocatoria para un evento social de base, junto a dos chicos y señaló: “Son niños de nuestro pueblo, de nuestra comunidad. Van a la escuela Juan Bautista Bascari, y es un orgullo para nosotros. Cuando se quiere, se puede. Porque se puede decir no a la droga, no a la prostitución, no a tantas cosas que nos duelen. Tenemos esto, a nuestros niños que son sagrados”, aseguraba el sacerdote en su alocución filmada y difundida en las redes sociales.
En los últimos años, el religioso fue enfático en denunciar la criminalidad en las localidades del interior de la provincia de Tucumán. Vecinos señalaron que el sacerdote les había comentado su intención de alejarse de  La Florida, por las constantes amenazas y seguimientos  que habría recibido.  El hostigamiento contra su persona incluyó frecuentes robos durante el año pasado. Entonces, el P.  Viroche no tuvo dudas de responsabilizar al avance del narcotráfico y sus testaferros que “corrompía duramente” a adolescentes y jóvenes de la zona.
La muerte violenta del sacerdote provocó estupor y conmoción entre los vecinos de la zona donde el religioso desarrollaba su fecundo y abnegado ministerio. Los lugareños le dedicaron múltiples los mensajes de cariño y de despedida para el sacerdote en su cuenta de Facebook. “Dios mío, qué conmoción. Mi corazón se entristeció, me dolió el alma enterarme de esta noticia… Dios y la Virgen siempre lo reguarden Padre. Lo recordaré como la muy buena persona que siempre fue”…”Me invade un gran dolor por su partida querido Padre Juan Viroche y una inmensa impotencia por la forma . Dios ilumine a las autoridades para esclarecer su crimen” . “No entiendo como es posible que suceda tal injusticia con una persona tan solidaria, justa…(Alina Beatriz Pagniez). Esto decían algunas de las publicaciones on line.
Nota oficial del Arzobispado de Tucumán:
“El Arzobispado de Tucumán comunica, con dolor, la muerte del Pbro. Juan Heraldo Viroche, párroco de la parroquia de Nuestra Señora del Valle de La Florida. El padre Juan fue encontrado muerto en circunstancias que se están investigando. La Justicia está actuando y ha ordenado la autopsia a fin de determinar con claridad las causas de su muerte. Esperamos un pronto esclarecimiento del hecho y confiamos en la acción de la justicia… Acompañamos a su familia y a los fieles de la parroquia en su dolor por la pérdida de su pastor, encomendamos al padre Juan Viroche a la misericordia de Dios para que el Señor lo reciba en el cielo”.
En Reflexión y Liberación, sabíamos del compromiso pastoral y misionero del querido P. Juan Viroche, también de su amor y servicio al prójimo, más cuando es pobre o excluido… Juan, era un buen discípulo de Jesús el Nazareno que nos pide a todos estar con los más sencillos de este mundo.
Desde Chile, nos sumamos a las muestras de reconocimiento y dolor por la partida de P. Juan, extendemos nuestro pésame a su familia y a la Iglesia de Tucumán, también les acompañamos con nuestra Oración!
Consejo Editorial de revista “Reflexión y Liberación”.
Vecinos se movilizan pidiendo el esclarecimiento de la muerte del cura Juan Viroche, en Tucumán. (INFOTO)

Comunidad Cristiana de Tucumán pide Justicia por muerte de P. Juan…

 

Related posts: