|Martes, Octubre 16, 2018
You are here: Home » Temas de Sociedad » A Roma por la Verdad y la Justicia

A Roma por la Verdad y la Justicia 

safe_image

Esta mañana en conferencia de prensa en Santiago, los Presbíteros Eugenio de la Fuente, Francisco Astaburuaga y Alejandro Vial, han confirmado que viajan este fin de semana a la casa del Papa Francisco, accediendo a una invitación directa que hace unas semanas les hizo el propio Santo Padre, serán sus huéspedes en la residencia Santa Marta.

El P. de la Fuente, quién encabezó el encuentro con los periodistas, agradeció la invitación del Papa Francisco y valoró que los quiera escuchar en forma personal, este hecho confirma, una vez más, que el Papa está decidido a seguir en su plan de escuchar y consultar detalles sobre los graves episodios ocurridos en el largo tiempo en que Fernando Karadima era el líder espiritual en la Parroquia El Bosque de Providencia y llegar a establecer las responsabilidades y  consecuencias de dicho liderazgo perverso que arrastró a la Iglesia chilena a uno de sus tiempos más oscuros por haber guardado silencio cómplice ante los abusos sexuales y de poder por décadas.

“La mayoría de nosotros fuimos víctimas de un sistema abusivo cuando participábamos en la Parroquia Sagrado Corazón de Providencia, El Bosque”, dijo  el P.  de la Fuente. El Presbítero señaló además que “queremos ser voz ante una estructura donde se genera este abuso y la invitación del Santo Padre es para compartir nuestra experiencia y ayudar a quienes experimentamos estos abusos…Por todo esto queremos agradecer públicamente la invitación del Santo Padre que se enmarca en su intención de desarrolla un proceso sinodal para alcanzar el restablecimiento de la justicia y de la comunión, particularmente, al interior de nuestra Arquidiócesis de Santiago”.

Finalmente, el P. de la Fuente que estuvo acompañado de otros dos sacerdotes que también viajarán a Roma; Alejandro Vial y Francisco Astaburuaga, donde estarán entre el 1 y 3 de junio próximo, pidió comprensión a la prensa por no responder más preguntas, ya que no era prudente adelantar los relatos que sí harán ante el Santo Padre, por esta razón se comprometieron a una nueva conferencia de prensa cuando retornen a Chile  los primeros días de junio.

Con todo, en la rueda de prensa de esta mañana fue interesante escuchar algunas reflexiones de los otros Presbíteros presentes, por ejemplo cuan el P. Vial explicó que la convocatoria al Vaticano “es para que el escuché personalmente nuestra experiencia, más allá de documentos más o documentos menos. Más allá de la situación nuestra, es un deseo de él. Eso es, hasta donde entendemos, la razón de esta invitación”. Y, el P.  Astaburuaga, complementó ante los periodistas que “cada uno ha tenido su oportunidad de participar en estos procesos, y esto lo digo como asesor jurídico, y eso queda dentro de la privacidad de las acciones que hemos llevado adelante”.

Ante estos trascendentales acontecimientos que está viviendo la Iglesia chilena en medio de una crisis que parece no tener fin, queda la Esperanza fundada de que esta vez los abusos de poder, sexual y de conciencia si se están enfrentando sin medir las consecuencias como era antes. Ya que es el propio Papa quién, a la luz del Informe Scicluna-Bertomeu, dirige las acciones que, tarde o temprano, desembocarán en drásticas sanciones, remociones y serán los insumos prácticos para que, de verdad y en serio, la jerarquía de la Iglesia local retome un rumbo que nunca debió de perder por su afán de poder mundano, silencios inexcusables y complicidades insostenibles.

No podemos cerrar este breve comentario a lo sucedido hoy, sin dejar de recordar y agradecer el trabajo intenso del Arzobispo Charles Scicluna y su asistente P. Jordi Bertomeu, ya que gracias a ese Informe en manos del Santo Padre, se está avanzando en reparar tanto daño, en primer lugar, a las víctimas de los abusos y que están siendo invitados a dialogar a Santa Marta. Y, a todos los que de una u otra forma hemos ayudado a que estemos viviendo este nuevo clima de “escucha y de justicia”. Es la hora del Laicado, de las Religiosas y Sacerdotes que no sucumbieron a las telarañas de un poder abusivo y perverso, distante a lo que debe ser la Misión Profética que está plasmada a fuego en el Evangelio de Jesús el Nazareno.

“La dolorosa y vergonzosa constatación de abusos sexuales a menores, de abusos de poder y de conciencia por parte de ministros de la Iglesia, así como la forma en que estas situaciones han sido abordadas, deja en evidencia este ‘cambio de centro eclesial’. Lejos de disminuir ella para que apareciesen los signos del Resucitado el pecado eclesial ocupó todo el escenario concentrando en sí la atención y las miradas”.

(Carta del Papa Francisco a la Cech – 15/5/2018).

Jaime Escobar M.

Consejo Editorial de Revista “Reflexión y Liberación” – Chile.


 

Related posts: