|Miércoles, Noviembre 14, 2018
You are here: Home » Análisis Social Latino Americano » Hacia donde llegaremos…

Hacia donde llegaremos… 

36222891_10215743601638029_4748270166033301504_n

Hacia donde llegaremos si no recapacitamos y actuamos con madurez.

Comienzo esta reflexión con parte de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,1-9):

Yo Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por designio de Dios, y Sostenes, nuestro hermano, escribimos a la Iglesia de Dios en Corinto, a los consagrados por Cristo Jesús, a los santos que él llamó y a todos los demás que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor de ellos y nuestro. La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo sean con vosotros. En mi acción de gracias a Dios os tengo siempre presentes, por la gracia que Dios os ha dado en Cristo Jesús. Pues por él habéis sido enriquecidos en todo: en el hablar y en el saber; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo. De hecho, no carecéis de ningún don, vosotros que aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo. Él os mantendrá firmes hasta el final, para que no tengan de qué acusaros en el día de Jesucristo, Señor nuestro. Dios os llamó a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo Señor nuestro. ¡Y él es fiel!”

Desde un comienzo los apósteles se dirigían al pueblo y a sus hermanos como una forma de ayudarse mutuamente.   Nosotros, como Comunidad de Laicos y Laicas de Osorno y pertenecientes al cuerpo místico de Jesús,  nos sentimos responsables como  co-creadores del reino de Dios y también buscamos ser  leales a Cristo porque entendemos que Nuestro Señor es El único que puede ser fiel; que entiendan los que están en puestos de confianza como autoridades de nuestra entidad religiosa, que la Fe de los Laicos y Laicas formados y maduros no está en crisis, lo que se desmorona cada día es la administración y gestión humana o terrenal  de una institución que estando en manos de personas sin escrúpulos la han llevado a este desprestigiado escenario, pero como somos hijos de Dios, en la comunidad ponemos todos los medios y pedimos se nos de la gracia, lo demás viene por añadidura, para salva-guardar a la siempre querida y valorada Iglesia, con sus virtudes y aciertos, pero también con todos sus errores, cometidos a través de su historia.

Desde esa visión, creemos que nuestra misión es aportar para encontrar el camino y volver al redil, con  una iglesia al estilo Concilio Vaticano II adaptándose a los tiempos que vivimos, desde que nos revelamos en contra de la Jerarquía chilena siempre hemos tratado de ser pro-iglesia, constructivos, respetuosos, solo buscando transparencia, verdad, justicia y paz  para todos quienes nos sentimos cristianos católicos, también estamos conscientes  que siempre nos han mirado como adversarios con un sesgo discriminatorio de parte de la gran mayoría de los obispos, hoy quieren negarnos que somos los gestores de la apertura para que muchos pierdan el miedo y se atrevan a denunciar, pero con humildad cristiana seguimos trabajando por el bien mayor que es la iglesia de Jesucristo.

La desconfianza es con el hombre inmoral -consagrado- que ha violado y trasgredido los principios y valores  cristianos, nos avergüenza y entristece los últimos acontecimientos y ya no nos sorprende el accionar de algunos mal llamados “pastores” que creen que sus intereses y poder eclesiástico, están por encima del bien estar de la Iglesia Católica.  Nos referimos a  todo el revuelo interno en la Curia vaticana donde los más nerviosos, envueltos en su mentira, piden la cabeza del Papa Francisco como en algún momento de la historia se pidió la cabeza de Juan El Bautista, posteriormente lo hicieron los cardenales de la Curia con  el Papa Juan XXIII cuando anuncio El Concilio Vaticano II (quisieron deponerle por loco…).   Hoy, no estamos por un cambio de Líder, porque se dilataría lo ya iniciado y todo puede quedar en nada, esperamos y exigimos que nuestro líder actual asuma en conciencia y haga los cambios que la Grey espera.

Lo que queremos como pueblo de Dios y por la común unión de todos los católicos del mundo, es pedir,  encarecidamente, a que disciernan con altura de mira, sensatez,  responsabilidad, mucho respeto y principalmente mucho amor; para que aflore el camino del bien y se pueda desenmascarar a los que están por el camino del mal y para que busquen  la mejor solución y esta sea aceptada por  todo los  creyentes. Pensamos que es totalmente imprudente remover a quien se ha hecho consciente y ha dado la cara enfrentando con mucha vergüenza y dolor  los delitos cometidos por ese clero afín al poder, el boato y la inaceptable pederastia.

Entregamos nuestro respaldo, pero condicionamos nuestro amplio apoyo al Papa Francisco, porque necesitamos un líder con mucha fortaleza, que no le tiemble la mano, que no confunda misericordia con impunidad ante el crimen, pero como católicos con carnet de adultos en la fe,  le exigimos con serena firmeza, sacar a todos los que estén involucrados en delitos tengan el cargo que tengan, realizar –por fin- cambios profundos en la administración Jerárquica de la iglesia, dejar de ser piramidales, que nuestra ordenanza sea circular, donde el único Padre es Dios (uno y trino) sea lo esencial. Todos los demás somos todos hermanos  en la Fe, ahora es tiempo de acciones, ponemos nuestra confianza en que se tomaran las medidas adecuadas para empezar a renacer y poder encaminarnos a una sana re-conciliación y una sólida re-construcción como que como familia católica necesitamos urgentemente.

Con nuestro corazón siempre entregado  a nuestro Señor Jesucristo y a su Espíritu santo.

Mario Vargas  Vidal                                Danilo Andrade Barrientos

Vocero                                                          Laico  Ignaciano

COMUNIDAD DE LAICOS Y LAICAS DE OSORNO – CHILE.

 

Related posts: