|Lunes, Octubre 15, 2018
You are here: Home » Neoliberalismo y Justicia Social » Los aforados de Jesucristo

Los aforados de Jesucristo 

150119151313-pope-anak-children-exlarge-169

Quien cuida a un niño está cuidando a Dios

Aforamientos: Aforamiento es el derecho, en caso de ser imputado por un delito, a ser juzgado por un tribunal distinto al que correspondería a un ciudadano normal. En España tienen recocido este derecho 250.000 personas. Es hora de que se acabe esta privilegiada discriminación.
Los únicos aforados de este mundo deben ser los niños, los ancianos, los enfermos, los pobres, los encarcelados, los discapacitados.

Marcos 9,30-37:
Instruía Jesús a sus discípulos. Les decía: “El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y después de muerto, a los tres días, resucitará. Pero no entendían aque¬llo, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y una vez en casa, les preguntó: “¿De qué discutíais por el camino?” Ellos no contesta¬ron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y le dijo: “Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”. Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: “El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mi, sino al que me ha enviado”.

1.- Jesús se puso el último con los últimos. Pero los discípulos aun no lo habían entendido. Pensaban que Jesús iba a ser por lo menos el gran Rey de Israel, y desean saber cuál de ellos es el más importante al que le corresponderá ocupar el primer puesto. Es lo mismo que pasa hoy: la lucha, muchas veces encarnizada, por mantener o conseguir alcanzar el poder, económico o político. Con demasiada frecuencia se va a la política, no para servir de verdad al pueblo, sino para situarse bien económicamente. Se trata más de una carrera económica que de una carrera política, y se pactan las cantidades a cobrar de tal manera que en esto casi todos (gobierno y oposición) se ponen de acuerdo. Hay algunas excepciones dignas de todo elogio, que rechazan sueldos elevados y después de acordar una cantidad justa, todo lo que pasa de ahí lo devuelven al erario público o a actividades sociales.

2.-El poder: Para Jesús está clarísimo que el poder es solo para servir a los demás, y poner a los demás por delante antes que a uno mismo, hasta llegar a ser el último de todos. Para Jesús la autoridad es solo para servir al pueblo, y no para servirse del pueblo: “El mayor de todos, ha de ser el servidor de todos”, dice Jesús.

3.-El más importante: Para mucha gente de nuestros días el más importante es el tiene más dinero y más poder, sin importar cómo lo consiguió. Hay que decir muy claro y alto que no hay ninguna riqueza inocente. Una cosa es la ley y otra la ética. Hay leyes manifiestamente injustas que permiten enriquecerse legalmente como las que permiten las SICAVs o los Paraísos Fiscales, o ponerse sueldos desmesurados y por tanto injustos. Todo aquello que no necesitamos para vivir dignamente se lo debemos al prójimo más necesitado que nosotros. Pero vivir dignamente, también incluye vivir austeramente para que haya lo suficiente para todos y no explotar injustamente a la Madre Tierra.

4.-Otras presencias, otros aforados: Hemos dado mucho énfasis a la presencia de Jesús en la Eucaristía, pero no hemos hecho lo mismo con otras presencias de Jesús tan importantes para El como su presencia real en los niños, los hambrientos, los sedientos, los enfermos, los desnudos, los emigrantes, los encarcelados: estos deben ser los verdaderos aforados. En el Evangelio de hoy tenemos bien clara y formulada la presencia real de Jesús en los niños: “quien acoge a un niño como este…me acoge a mi… y acoge al que me ha enviado”. Quien maltrata a un niño/a está maltratando a Dios, quien cuida a un niño/a está cuidando a Dios.

5.-Los que saben: Los pedagogos, médicos y sicólogos están bastante de acuerdo en que el período que va desde la etapa prenatal hasta los 6-7 años, es el más importante para el futuro de la vida del ser humano, porque en él se forjan las estructuras básicas para el resto de su vida, y que la influencia de los padres en el niño/a es enorme, porque en ese período es totalmente receptivo a todo. Por eso decimos que el que siembra en un niño siembra para siempre. De ahí que la preparación integral para ser padres deba ser especialmente cuidada.

En una ocasión le hemos oído decir a una profesora que estaba embarazada: “Yo cuando comulgo sé muy bien que también le estoy dando la comunión a mi hijo, porque sé que le transmito todo lo mejor que yo siento y deseo en ese momento”. Esta profesora sabía.

6.-Ayudémosle a Francisco: Jesús dio tanta importancia a los niños que considera hecho a El mismo lo que les hacemos a ellos hasta el punto que vale más tirarse al mar con rueda de molino atada al cuello que causar daño a un niño (Ver Mateo 18,5-6; Lucas 9,47-48 y 17,2 y Marcos 9,42). Este mensaje de Jesús llevamos demasiado tiempo teniendo que asociarlo lamentablemente a la pederastia en la Iglesia oficial, pero la condenamos también en todos aquellos que cometen este “crimen”, y además no resarcen debidamente a las víctimas, sean religiosos o civiles. Es inaudito y horrible que se tengan y deban gastar millones en indemnizaciones por esa causa en vez de socorrer con ellos a los empobrecidos del mundo, y además que la Iglesia oficial con tanta pederastia tan extendida por los cinco continentes haya tirado por los suelos la poca credibilidad que ya tenía, por estar demasiado pegada al dinero, a los ricos y al poder, en vez de estarlo mucho más a los pobres y necesitados. Que Dios nos perdone y repare tanto daño. Ayudémosle al Hermano Francisco a curar estas heridas tan grandes causadas por tantos agentes de la Iglesia, precisamente a los más débiles e indefensos en este campo, como son los niños.

7.-Deseos y oración: Vayan nuestros mejores deseos y la más sincera oración para todos los niños y niñas que están siendo concebidos en este momento, que están en gestación, que están naciendo, que están en los primeros años de vida. Y vayan también para los padres y madres a fin de que sean conscientes de que están haciendo que sea realidad la obra más maravillosa de la creación, el ser humano.

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

Related posts: