|Domingo, Septiembre 22, 2019
You are here: Home » Neoliberalismo y Justicia Social » 35° Encuentro de curas obreros de Europa

35° Encuentro de curas obreros de Europa 

aquisg-priere

“¿En qué sentido se ha transformado nuestra vida por el mundo del trabajo dentro de la clase obrera?”

Curas-obreros católicos, protestantes y anglicanos y algunas personas laicas de sus comunidades, de siete países nos hemos dado cita en el centro “Neel Breuning Haus” de la JOC y ACO de Herzogenrath (Aquisgrán). Estamos en el cruce de fronteras de Alemania-Holanda-Bélgica, que fue un muy importante núcleo minero del carbón hoy desaparecido por las reconversiones.

“¿En qué sentido se ha transformado nuestra vida por el mundo del trabajo dentro de la clase obrera?” fue el eje del intercambio de nuestras experiencias y de nuestras celebraciones. Ofrecemos los testimonios desgranados en los pequeños grupos y asambleas agrupados en cuatro dimensiones, con el propósito de respetar lo más posible el sabor y la fuerza: Espiritual, encarnación, Iglesia y pastoral.

DIMENSIÓN ESPIRITUAL. Pasa por compartir la vida real en la que te mueves especialmente con los empobrecidos por las decisiones que dimanan de los poderes económicos e ideológicos (el mundo le los falsos valores que se inculcan sibilinamente) y por apelar a lo más fundamental de la opción evangélica: “Seréis testigos de Mi”. Esto está a la base de todos testimonios, en la comunicación de los grupos y en las Celebraciones.

«Somos llamados a guardar y recuperar la mística de la fe, lo más independiente posible de la Institución de la Iglesia. Esto puede recrear nuestro acceso personal a la interreligiosidad… Todo está unido a todo: oración, trabajo, fatiga, alegría, relaciones, soledad, todo es presencia…» (María. Alemania).

«La experiencia de trabajo me ha llevado a comprender la espiritualidad cristiana no como un alejamiento de lo humano, sino como un ahondamiento e iluminación de lo que es realmente humano –a menudo oculto- vivido en “el espesor de la realidad”, como lo llama un teólogo español» (Pepe. Barcelona).

DIMENSIÓN DE LA ENCARNACIÓN. Es clásico en el lenguaje de los curas obreros, el “estar con” o el “como uno de tantos” de San Pablo a los Filipenses. Transformar la realidad obrera desde el corazón de ella misma, las estructuras de producción, con frecuencia injustas, y en las barriadas obreras.

«Lo que me ha cambiado día a día y poco a poco es el hecho de fichar todas las mañanas, como todo el mundo. Es una escuela de realismo y de fidelidad a la vida tal cual es. A veces me siento agotado pero le digo al Señor: Yo sé que me amas y aquí sigo…» (Cahtalá. Francia).

«La vocación es la llamada de Dios través de los de abajo, no de los de arriba, de los trabajadores y no solo del obispo; aquellos que te llaman al sindicato, a plataformas ciudadanas, a organizaciones…para hacer la vida más justa y fraterna hacia el Reino de Dios, la misión evangélica. En la experiencia del trabajo el abajarme fue la arcilla y el mundo obrero que me transformó fue el alfarero» (Luis. España).

«El oficio de carpintero ha cambiado totalmente. Antes era un trabajo “humano” en el que la creatividad manual llenaba toda la jornada. Pero hoy el oficio de trabajador manual o de agricultor tiende a desaparecer. La explotación de la tierra está tocando su fin. ¿Qué futuro para la tierra? El trabajo está unido a esta cuestión, la explotación de la tierra y de sus recursos Nosotros no podemos continuar consumiendo de esta manera por un imperativo de consumo seductor e inútil. Hay que retornar a la simplicidad de la vida y del consumo» (Mario. Italia).

DIMENSIÓN DE IGLESIA con todas las contradicciones, ambivalencias que en ella hay.

«Es la misma experiencia del trabajo la que me ha conducido al realismo de amar a la Iglesia como sacramento de la humanidad. En positivo es signo e instrumento del amor salvífico de Dios y en negativo es también signo y a veces instrumento doloroso de lo que hay de oscuro en la humanidad. Ambivalencia muy presente también en el mundo obrero y en mí mismo» (Pep. Cataluña).

«Hemos vivido desde hace años – y aún hoy lo comprobamos- una suerte de “fidelidad conflictiva” en un intento de ser fieles a la Iglesia… Por otra parte no nos sentimos identificados con ciertos compañeros y compañeras que promueven una especie de “resistencia activa” intentando cambiar con hechos consumados criterios doctrinales y pastorales sobre temas como la secularidad del mundo, el rol de la mujer en la Iglesia, la sexualidad, etc, cara a una Iglesia que hay que reconocer se muestra atrasada y, a veces, “extraterrestre”» (Ramiro. Cataluña).

«Deseamos compartir la vida obrera y compartir así nuestra solidaridad con las clases explotadas de la sociedad. En el espíritu de la Encarnación hacemos a la Iglesia presente en el mundo obrero… Ser sacerdote no es un problema para ellos desde el momento en que cumplimos nuestra tarea honestamente con espíritu de solidaridad» (Jack. Bélgica).

DIMENSIÓN PASTORAL. Los curas-obreros son conscientes de ir más allá, hacia una trascendencia de lo puramente sociológico y descubrir la noticia de Jesús de Nazaret

«Hay muchos cambios en la historia de la vida industrial con la llegada de las nuevas tecnologías, los trabajadores quedan muy afectados y pueden perder la esperanza ¿qué podemos hacer nosotros para darle la esperanza?» (Phill. Inglaterra).

«Creyentes y no creyentes, no sólo las confesiones religiosas, aceptan a Jesús de Nazaret como Patrimonio de la Humanidad. Su mensaje de fraternidad es un viento fresco en las luchas, en la cooperación, en los movimientos sociales por la justicia, la paz, la ecología o el feminismo, para conseguir un mundo de hermanos» (Luis. España).

«En las Bienaventuranzas de San Lucas se dice: ‘Felices los pobres, los que tienen hambre y sed’. Los pobres, los desheredados, los que aparentemente son descartados son los más queridos por el corazón de Dios. Yo me siento atraído para vivir a su lado en el trabajo y en sus viviendas» (Jean-Marie. Francia).

A lo largo del encuentro celebramos la festividad de Pentecostés en nuestros propios idiomas y con un corazón común. Compartieron con nosotros diversos momentos el obispo de Aquisgrán, Helmut Dieser, el Vicario de Pastoral y la responsable de la presencia de la Iglesia en el mundo obrero.

Finalmente los compañeros franceses nos invitaron al encuentro de 2020 que ellos organizarán.

Julio Pérez  /  José Centeno  –  Aquisgrán (Alemania).

Eclesalia   –   Reflexión y Liberación

Related posts: