|Lunes, Noviembre 18, 2019
You are here: Home » Papa Francisco » “El otro no es un enemigo, su dignidad es sagrada”

“El otro no es un enemigo, su dignidad es sagrada” 

cq5dam.thumbnail.cropped.1000.563 (3)

El Papa Francisco a los Capellanes Militares participantes en el V Curso Internacional de Formación de Capellanes Militares Católicos en Derecho Internacional Humanitario.

“El respeto de la dignidad y de la integridad física de la persona humana, no puede ser tributario de las acciones realizadas, sino que es un deber moral al que está llamada toda persona y toda autoridad”, lo dijo el Papa Francisco en su discurso a los participantes en el V Curso Internacional de Formación de Capellanes Militares Católicos en Derecho Internacional Humanitario. Evento organizado por la Congregación para los Obispos y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, y que se desarrolló en Roma del 29 al 31 de octubre de 2019.

El Santo Padre al dar la bienvenida a los participantes en este Curso que tuvo como tema “La privación de la libertad personal en el contexto de los conflictos armados. La misión del Capellán Militar” y que se celebró en el contexto del 70º Aniversario de los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949, recordó que, “hace cuatro años, al recibir a los participantes de la anterior edición de este Curso de Formación, subrayaba la necesidad de rechazar la tentación de considerar al otro como un enemigo al cual destruir y no como una persona, dotada de dignidad intrínseca, creada por Dios a su propia imagen. También – en aquella ocasión cita el Papa – insté a que recordáramos siempre, incluso en medio de las laceraciones de la guerra, que todo ser humano es inmensamente sagrado”.

Violaciones a los derechos fundamentales

En este sentido, el Santo Padre renovó su exhortación y dijo que hoy este tema asume un significado más intenso teniendo en cuenta el contexto actual y la situación de las personas privadas de libertad personal por motivos relacionados con los conflictos armados, ya que la vulnerabilidad debida a las condiciones de detención se ven agravadas por el hecho de que se encuentran en manos de las fuerzas de combate adversarias. “No es raro ver que, las personas detenidas en el contexto de conflictos armados son víctimas de violaciones de sus derechos fundamentales, entre los cuales abusos, violencia y diversas formas de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

El Santo Padre reflexionando sobre el derecho internacional humanitario dijo que, este contiene numerosas disposiciones sobre la protección de la dignidad de los detenidos, especialmente en lo que respecta al derecho aplicable a los conflictos armados internacionales. “El fundamento ético y la importancia crucial de estas normas para la protección de la dignidad humana en el trágico contexto de los conflictos armados significa que deben ser respetadas y aplicadas de manera adecuada y estricta. Esto también se aplica a las personas detenidas, independientemente de la naturaleza y gravedad de los crímenes que puedan haber cometido. El respeto de la dignidad y de la integridad física de la persona humana, en efecto – precisó el Pontífice – no puede ser tributario de las acciones realizadas, sino que es un deber moral al que está llamada toda persona y toda autoridad”.

Renato Martínez  –  Ciudad del Vaticano

Vatican News   –   Reflexiòn y Liberaciòn

 

Related posts: