|Miércoles, Julio 6, 2022
You are here: Home » Artículos Destacados » El Vaticano vive tiempo de pre Cónclave

El Vaticano vive tiempo de pre Cónclave 

francisco-de-espaldas

Este domingo de Pentecostés entró en vigencia la esperada nueva Constitución Apostólica ‘Praedicate Evangelium’ sobre la reforma a la Curia Romana y su servicio a la Iglesia en el mundo. El documento ordenado por el Papa Francisco, sustituye al ‘Pastor Bonus’, y es fruto de un largo trabajo colegiado, iniciado hace nueve años.

Hoy, es normal escuchar en los pasillos vaticanos que no pocos cardenales esperaban la entrada en vigencia de este importante documento tan deseado por Francisco para iniciar, coordinadamente, consultas intra ecclesia para ir examinando nombres de purpurados disponibles a papabile para el próximo Cónclave que cada mes que pasa se siente más cerca como consecuencia del delicado estado de salud que afecta a JM Bergoglio.

Los procesos internos en la Curia romana son lentos. Cada acción, normas o iniciativas de poder son estudiadas y reflexionadas con serenidad, sin apuro. Ahora, sólo hay una preocupación en el Colegio Cardenalicio; no llegar desprevenidos o, no lo suficientemente informados para votar en el contexto del próximo Cónclave como sucedió en 2013 tras la sorpresiva renuncia de Benedicto XVI. Hay coincidencia de que ya está abierta la discusión sobre el programa pastoral y la política de la Iglesia Católica en un futuro próximo.

Las complejas condiciones de salud de Francisco a sus 85 años y que desde hace algunas semanas se ve obligado a utilizar una silla de ruedas incluso para viajes cortos, alimentan el debate sobre el futuro de la Sede más codiciada de la Iglesia en Roma. ¿Que el pre Cónclave ya empezó? Sí, y no hay que escandalizarse en absoluto porque es una tradición centenaria que apenas se deteriora la salud del Pontífice, comienzan los movimientos cardenalicios para buscar y preparar a il  successore ideal para la Iglesia.

Hemos de tener presente que el necesario carisma del futuro Papa se encontrará entre los perfiles de los 117 cardenales electores actuales, o con menos de 80 años, salvo el ‘caso especial’ del cardenal Angelo Becciu, actualmente sometido a un inusual juicio penal sobre las inversiones financieras en Londres ordenadas y supervisadas por la Secretaría de Estado del Vaticano. Sobre este ‘affaire’ en que se comprometieron más de 350 millones de Euros es interesante lo que ha publicado la revista ‘Cardinalis’ que busca servir de herramienta para que los purpurados puedan tomar las buenas decisiones durante los momentos importantes de la vida de la Iglesia.

Los que seguimos con atención analítica la coyuntura vaticana, sabemos bien que ninguna de las corrientes internas –conservadores, reformistas y progresistas-  tiene el respaldo suficiente para asegurar la mayoría de dos tercios necesarios para elegir a un nuevo Papa en el próximo Cónclave. También tener presente un dato importante; que de un total de 117 cardenales menores de 80 años son elegibles para votar; 67 fueron designados por Francisco, 38 por Benedicto y 12 por Juan Pablo II.

Nombres de Papabiles si el Cónclave fuera en un año más

Pietro Parolin; Cardenal Secretario de Estado del Vaticano, por derecho propio ya que la Curia de esta Secretaría juega un papel importante en todo el proceso pre Cónclave, aunque ahora este purpurado italiano es muy criticado por los últimos acontecimientos diplomáticos en que ha estado involucrada la Santa Sede, especialmente en la oferta de mediación fallida para el fin de la guerra en Ucrania y los viajes ad hoc postergados del Papa.

-Timothy Michael Dolan; Cardenal Arzobispo de Nueva York. En 1994, fue nombrado rector del Pontifical North American College en Roma, donde hasta junio de 2001. Mientras estuvo en Roma fue profesor visitante de Historia de la Iglesia en la Pontificia Universidad Gregoriana y como en la Facultad de Teología Ecuménica de la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino. Creado cardenal el 18 de febrero de 2012. Todo un personaje en la sociedad norteamericana, crítico del presidente Obama y amigo de Trump.

-Mario Grech; Cardenal de Malta, participa como perito en dos Dicasterios vaticanos. Defensor de las reformas impulsadas en el actual papado, nombrado recientemente secretario general del Sínodo, destacándose por su labor en la consulta Sinodal de todas las diócesis, parroquias y movimientos tal y cómo lo solicitó el Papa Francisco. Recientemente, señaló que la iglesia Sinodal es aquella ‘que se pone a la escucha de lo que dice el Espíritu a través de la palabra de los pobres de la tierra’.

-Luis Antonio Tagle; Cardenal de Filipinas, Es Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Acaba de visitar España y señaló respecto a la nueva Constitución Praedicate Evangelium que; ‘cualquier reforma requiere también una conversión de la mente, de la mentalidad, y una conversión espiritual y pastoral. La gente que trabaja en la Curia romana tiene que vivir esta conversión. No es suficiente tener una Constitución escrita y unas reglas, porque esas reglas y constituciones contienen una cosmovisión misionera, y nosotros tenemos que entrar en ella, y eso requiere conversión’.

-Matteo Maria Zuppi, Cardenal de Bolonia y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana. Nació en Roma el 11 de octubre de 1955.  A los veintidós años, se gradúa en Letras y Filosofía en la Universidad La Sapienza, ingresó al Seminario de la diócesis de Palestrina, siguiendo su preparación al sacerdocio en la Pontificia Universidad Lateranense, donde obtuvo la licenciatura en Teología. Conoce a Andrea Riccardi, fundador de Sant’Egidio, comienza a frecuentar la Comunidad y colabora en las actividades de las escuelas populares para niños en los barrios marginales romanos, iniciativas para personas mayores, inmigrantes y sin hogar, enfermos terminales, discapacitados, drogadictos, presos y víctimas de conflictos armados. Incansable promotor de los coloquios ecuménicos por la unidad de los cristianos y el diálogo interreligioso en los encuentros de Asís.

Don Mateo es un hombre sencillo, querido en su Arquidiócesis, amigo de los pobres, desempleados y excluidos. Ha cumplido su promesa de no dejar su bicicleta cuando fue ungido Cardenal. También se le reconoce una especial habilidad en el complejo mundo diplomático ya que en 1990, trabajando en África, ayudó en las negociaciones para poner fin a la guerra civil en Mozambique.

Finalmente, una reflexión de  bonae intentionis en medio de la severa crisis que atraviesa a la Iglesia Católica; la función de los cardenales en la Capilla Sixtina es elegir un nuevo Papa en Oración, en discernimiento sobre el poder y la profecía, además, estar bien informados para una correcta elección, el resto lo hace el soplo del Espíritu.

Jaime Escobar M. / Director de Revista ‘Reflexión y Liberación’

Madrid – Roma – Santiago

 

Related posts: