Abril 14, 2024

Ejército de Israel arrasó el Campamento de refugiados de Yenín

 Ejército de Israel arrasó el Campamento de refugiados de Yenín

En el transcurso de cuatro horas, el Ejército de Israel llevó a cabo una operación militar a gran escala en el campo de refugiados de Yenín, al norte de Cisjordania, que dejó nueve muertos, decenas de heridos y numerosos daños en edificios y propiedades.

Los residentes y funcionarios dijeron en declaraciones a la Agencia Anadolu que el campamento fue escenario de una “batalla real” lanzada por los soldados israelíes, quienes usaron balas reales, misiles, drones y vehículos blindados.

“La escena nos remonta al año 2002, cuando el campamento fue sometido a una operación militar masiva (israelí) que resultó en la demolición de la mayoría de sus casas”, dijo Assem Muslim, residente del campamento, al medio turco, al referirse a la operación “Escudo Defensivo” de abril de 2002, en la que 52 residentes fueron asesinados, según un informe de la ONU de la época.

“Durante cuatro horas, los sonidos de balas y explosiones no pararon. El campamento fue testigo de una verdadera batalla”, agregó.

El Ministerio de Salud palestino indicó que “la agresión israelí contra Yenín” que se vive desde este jueves por la mañana ha dejado “nueve muertos, entre ellos una anciana, y 20 heridos, incluidos cuatro en estado de gravedad”.

El Comité de Coordinación de Facciones de Yenín declaró una huelga general y duelo en toda la gobernación y se llevaron a cabo manifestaciones en varias gobernaciones de Cisjordania.

Bombardeo pesado

Zahida Al-Solmi, testigo presencial del reciente ataque israelí, dijo a la Agencia Anadolu que “exactamente a las siete en punto (0600 GMT), notamos que había un equipo de fuerzas especiales que llegó al campamento a través de un vehículo frigorífico de transporte de productos lácteos y rodeó una casa”.

“Las fuerzas israelíes abrieron fuego contra la casa y dispararon varios misiles”, añadió.

La mujer, que estaba de pie en estado de shock frente a su casa luego de que fuera completamente destruida, señaló que “el personal médico recuperó cuatro cuerpos del interior de la casa después de la retirada de las fuerzas israelíes”.

Otros testigos oculares le dijeron al medio turco que vieron una excavadora militar israelí atropellar un vehículo palestino, a sangre fría, lo que causó heridas a una persona que estaba adentro.

Ataque al personal médico

“El Ejército israelí atacó al personal médico e impidió que las ambulancias ingresaran al campamento durante la operación”, denunció el ministro de Salud palestino, Mai Al Kaila, en un comunicado.

Agregó que las fuerzas de ocupación irrumpieron en el Hospital Gubernamental de Yenín y lanzaron deliberadamente gas lacrimógeno hacia la unidad de pediatría del centro de salud, lo que provocó que los niños se asfixiaran.

Masacre

El vicegobernador de Yenín, Kamal Abu Al Rub, acusó a las autoridades de Israel de cometer una masacre en el campamento.

“Lo que sucedió en Yenín es la invasión más grande desde 2002, una masacre oficial”, dijo a la Agencia Anadolu.

“La escena es similar a la devastación que dejaron las masacres israelíes en 1948, durante la Nakba”, agregó.

El Día de la Nakba (Catastrofe) es conmemorado por el pueblo palestino el 15 de mayo de cada año para recordar la expulsión de cientos de miles de palestinos de sus hogares en 1948 tras la fundación de Israel.

Señaló que las autoridades israelíes quieren eliminar la resistencia palestina en Yenín. “No perdonaron a los seres humanos, ni la propiedad ni siquiera a los niños”, agregó. “Las fuerzas matan deliberadamente. Disparan indiscriminadamente”, subrayó.

La Presidencia palestina condenó el ataque

“Israel está cometiendo sus crímenes contra nuestro pueblo ante la impotencia y el silencio de la comunidad internacional”, enfatizó el portavoz de la Presidencia palestina, Nabil Abu Rudeineh, según el canal oficial palestino.

“El silencio internacional es lo que alienta a la ocupación a cometer más masacres, continúa ignorando la vida de nuestro pueblo, y alterando la seguridad y la estabilidad a través de su política de escalada”, agregó.

“Nuestro pueblo es firme y no abandonará Jerusalén ni los lugares sagrados, independientemente de los crímenes y masacres cometidos por las fuerzas de ocupación”. Abu Rudeineh pidió a la comunidad internacional que tome medidas urgentes para proteger al pueblo palestino.

Agencia Anadolu – Ankara

Editor