Junio 24, 2024

No al Protector de Colonia Dignidad

 No al Protector de Colonia Dignidad

El Presidente Gabriel Boric y el Canciller Olaf Scholz, coincidieron en construir un sitio de memoria en la antigua Colonia Dignidad, el enclave creado por el suboficial nazi Paul Schäefer que operó como centro de detención, tortura y exterminio durante la dictadura militar chilena, y como una secta cristiana, que permitía el abuso sexual sistemático de menores de edad por parte de Schäefer.

 Al respecto, señala la Diputada alemana Renate Künast del partido de Los Verdes: “La creación de un sitio de memoria no debería ser un punto final, sino un punto de partida para reflexionar sobre los crímenes de la ex Colonia Dignidad y la dictadura militar chilena. Pero se trata de mucho más. El tema es por qué durante tanto tiempo se miró para otro lado, por qué hubo apoyo de la parte alemana. El gran sufrimiento, especialmente causado a los niños, ¿cómo no fue visto eso? ¿Por qué no actuaron de otra forma”.

Además dijo la Diputada alemana que en los últimos años el tema de Colonia Dignidad ha estado más presente en la opinión pública en Alemania. El Parlamento alemán en 2017 votó en forma unánime a favor de una resolución que demandaba al Gobierno redoblar los esfuerzos para esclarecer el caso Colonia Dignidad e implementar medidas concretas en función de Verdad, Justicia, Reparación y Memoria.

El caso ‘HernánLarraín’

También se han manifestado otros personeros alemanes crticando fuertemente  la designación de Hernán Larraín para integrar la Comisión Experta del nuevo proceso constituyente chileno.

El exsenador y exministro de Justicia siempre defendió públicamente al enclave alemán y su reciente designación fue criticada por la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, así como por Winfried Hempel, abogado de las víctimas de Paul Schäfer.

El rol de Hernán Larraín como amigo y defensor de Colonia Dignidad se remonta a los años 70, cuando frecuentaba a la Colonia con otros personeros de derecha, como Jaime Guzmán. Como consta en las fichas encontradas en Colonia Dignidad, Larraín incluso visitaba a la Colonia en los años 1974 y 1975, cuando en Colonia Dignidad funcionaba un centro de tortura y exterminio de la DINA, recuerdan diversos historiadores alemanes.

Su rol de defensor de Colonia Dignidad fue especialmente intenso en los años 90, cuando los primeros gobiernos democráticos intentaron disolver a Colonia Dignidad por la vía administrativa –e incluso a finales de los 90, cuando ya se conocían las denuncias por abusos sexuales a niños chilenos–. El hecho de que Larraín asumiera como ministro de Justicia y de Derechos Humanos fue una burla para las víctimas y ha sido ampliamente comentado también en Alemania”.

Que ahora Larraín haya sido nombrado experto Constitucional; “refleja una actitud negacionista en materia de derechos humanos de sectores importantes en la derecha chilena. Han sido justamente personeros como Larraín los que, a través de su vehemente defensa del enclave, permitieron que Colonia Dignidad siguiera cometiendo crímenes hasta la captura de Paul Schäfer en 2005”.

Finalmente la Diputada Renate Künast señaló que ‘personalmente entiendo muy bien las variadas preocupaciones de las víctimas de Colonia Dignidad. Sin embargo, la decisión sobre la composición de la comisión Constitucional es un tema de Chile. Y, que todo este clamor por justicia sirva para que las nuevas generaciones puedan aprender de esta historia en pos de un Nunca Más”‘.

Agencias Noticiosas en  Berlín

 

 

Editor