Mayo 18, 2024

¡Alto al fuego en la martirizada +Gaza!

 ¡Alto al fuego en la martirizada +Gaza!

Los patriarcas de las Iglesias de Jerusalén lanzaron un llamado  a un “alto el fuego inmediato y prolongado”, tras la masacre perpetrada hace unos días por las Fuerzas de Defensa de Israel  que abrieron fuego contra los civiles que se habían congregado alrededor de un convoy de ayuda.

“Aunque los portavoces del gobierno intentaron inicialmente negar la participación de los soldados en este incidente, más tarde el Ministro de Seguridad israelí no sólo elogió a los combatientes de las FDI por actuar ‘excelentemente’ sino que también intentó culpar a las víctimas por sus propias muertes, acusándolas de haber intentado dañar a soldados fuertemente armados”, recordaron los prelados.

Un llamamiento compartido también  por la “sociedad civil y las organizaciones de derechos humanos” que trabajan en Israel para evitar más pérdidas de vidas humanas y facilitar el acceso de la ayuda a Gaza, que se enfrenta a una “catástrofe humanitaria”. En su comunicado, los patriarcas, condenando el ataque contra civiles, explicaron que “para el medio millón de personas que permanecen en la ciudad de Gaza”, la llegada de ayuda humanitaria se ha detenido casi por completo “debido a las fuertes restricciones de entrada y a la falta de escoltas de seguridad”. para los convoyes”. 

Las fuertes lluvias, el frío y el hacinamiento extremo en tiendas de campaña y refugios han aumentado significativamente la incidencia de enfermedades“, añaden las organizaciones de la sociedad civil, mientras que los lanzamientos desde el aire “ofrecen sólo una fracción del alivio necesario para una población civil” que es “superior a la de Tel Aviv, la segunda ciudad más grande de Israel”, precisan los patriarcas.

Ambas declaraciones recuerdan que la consecución de una tregua debería permitir negociar la liberación de los rehenes en poder de Hamás, cuyo brazo armado anunció ayer la muerte de al menos siete rehenes, cautivos en la Franja de Gaza desde el ataque del 7 de octubre.

“Al expresar estas súplicas en nombre de todos los inocentes que sufren como resultado de la guerra, dirigimos nuestras oraciones especiales de apoyo a las comunidades cristianas de Gaza bajo nuestro cuidado pastoral. Entre ellos, los más de 800 cristianos que se han refugiado en las iglesias de San Porfirio y de la Sagrada Familia en la ciudad de Gaza desde hace casi cinco meses. Extendemos también las mismas expresiones de solidaridad al intrépido personal y a los voluntarios del Hospital de Ahli, dirigido por los anglicanos, y a los pacientes”.

Continúa la nota escrita por los patriarcas, cuya última esperanza sigue siendo “el fin de las hostilidades, la liberación de los prisioneros y el cuidado de los oprimidos” para que lleguemos a “discusiones diplomáticas serias que finalmente conduzcan a una paz justa y duradera aquí, en la tierra donde nuestro Señor Jesucristo tomó por primera vez su cruz en nuestro nombre”.

Editor