|Lunes, Septiembre 27, 2021
You are here: Home » Sin categoría » Memoria/1986: Quemados vivos por patrulla militar

Memoria/1986: Quemados vivos por patrulla militar 

CARROZA-1

La mañana del 2 de julio de 1986, Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Gloria Quintana se suman a un grupo de manifestantes en Estación Central, en el marco de una jornada de Protesta Nacional. Una patrulla militar comandada por el teniente Pedro Fernández Dittus llega a reprimirlos. Los militares golpean a dos jóvenes que no logran escapar, les rocían sus cuerpos con bencina y les lanzan una molotov. Rodrigo, un fotógrafo que había llegado hacía solo dos meses de su exilio en Estados Unidos, muere cuatro días después. Carmen Gloria Quintana sobrevive y debe someterse a un largo tratamiento médico en Chile y Canadá.

Las llamas los envolvieron a los dos. Rodrigo se levantó, saltando y gritando. Ella desesperadamente se golpeaba la ropa y trataba de taparse la cara. Luego, se tiró al suelo, tratando de apagar las llamas. Rodrigo fue inmovilizado con un culatazo cerca de la nuca, que lo aturdió. Carmen Gloria, al tratar de incorporarse, recibió un culatazo en el rostro que le hizo perder parte de su dentadura.

Ambos quedaron inconscientes. Sus cuerpos humeaban y tenían trozos de ropa pegada a la piel. “Fuimos apagados y nos envolvieron en unas frazadas. Me metieron como un bulto en la misma camioneta en que ellos venían. Después sentí pies de militares sobre mi cuerpo. Todos se reían”, recuerda Carmen Gloria.

El 9 de julio el velatorio de Rodrigo comenzó temprano, mientras Carmen Gloria luchaba por su vida en la Posta Central. Se realizó en el primer piso de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, en la esquina de Huérfanos con Almirante Barroso, frente a la Basílica El Salvador.

Llegaron más de 10 mil personas. Encima del ataúd sellado, su madre puso un retrato traído de Estados Unidos. “Me encargué de ver el cuerpo de Rodrigo hasta el último momento, para asegurar que era mi hijo. Tenía miedo que me pusieran a otra persona”, afirma Verónica.

En el responso fúnebre, realizado en las escalinatas de la Basílica, el obispo auxiliar de Santiago, Jorge Hourton, afirmó que “la violencia se apoya en la mentira”, mientras de fondo la gente coreaba “el pueblo unido, jamás será vencido”….

Archivos de la Vicaría de la Solidaridad / Santiago de Chile

Funeral de Rodrigo Rojas de Negri. Archivo diario La Nación. Universidad Diego Portales.

Funeral del joven Rodrigo Rojas De Negri – Santiago 1986

Related posts: