Abril 17, 2024

El Papa le quita los ‘votos’ a dos Religiosas de Clausura

 El Papa le quita los ‘votos’ a dos Religiosas de Clausura

La insólita decisión del Vaticano, avalada por el Papa Francisco, privó de sus Votos Perpetuos a dos religiosas de Clausura del Monasterio de Santa Chiara de Ravello / Italia.

Es el  duro ‘castigo’ decidido por el Vaticano que, con una comunicación oficial y firmada directamente por el Papa Francisco, privó de los votos perpetuos a dos hermanas ‘rebeldes’ de Ravello: se habían quedado dentro del Monasterio junto con una hermana de 97 años, para protestar contra el traslado a otro lugar y en oposición al cierre del histórico Monasterio de Santa Chiara solo por motivos de interés económico.

Desobedecieron a la Iglesia y a la Orden de las Clarisas Urbanistas de Italia. Quedan, pues,  dispensadas ​​de las obligaciones derivadas de la sagrada ordenación . ”, se lee en la comunicación vaticana con plena autorización papal.

Las monjas protagonistas de esta insólita historia son la hermana Maria Cristina Fiore , de 97 años , originaria de Foggia pero que vive en el Monasterio de Santa Chiara en Ravello desde 1955, a cargo de la hermana  Angela Maria Punnackal  y la hermana de 46 años. Massimiliana Panza , de origen Napolitano.

Estas dos últimas monjas, tras varias horas de intensas ´negociaciones’ con el Comisionado Pontificio, el Franciscano Giorgio Silvestri y con sor Damiana Ardesi, directora de las Clarisas Urbanistas de Italia habían aceptado bajo fuertes presiones el traslado a todas luces forzado.

En los últimos meses, las tres religiosas de Clausura, para evitar el traslado y cierre de la Comunidad religiosa, habían donado el patrimonio inmobiliario del Monasterio , que ronda los 50 millones de euros al Vaticano.  Su voluntad de donación había sido expresada claramente en una carta dirigida al Papa Francisco con la esperanza de que la Santa Sede revisara su decisión de desalojo del emblemático Monasterio.

La Hna. Massimiliana, dijo que ‘todo comenzó con la donación que hicimos al Santo Padre. El Papa aceptó la donación de todo el patrimonio monástico. Para nosotras no hemos tomado y no tenemos intención de tomar nada, nacimos pobres franciscanos y por eso queremos morir. Tras esta decisión, se decidió nuestro traslado. Los superiores han decidido y no tenemos posibilidad de recurrir al acto de renuncia (que es inapelable porque lleva la firma del Santo Padre). Esta es la verdad. Ahora recen por el Monasterio’.

Pero, en cambio, llegó desde Roma la noticia que las tres hermanas no querían nunca tener: Sí, tenían que salir del Monasterio y el peligro de cierre era cada vez más evidente. De ahí nace la forma de protesta, que se resolvió a las pocas horas. Pero tanto las Hnas. Angela y Massimiliana fueron severamente castigadas por el Vaticano con la anuencia del propio Papa: Notificadas y dispensadas de las obligaciones derivadas de la ordenación sagrada, es decir, ya no son religiosas de la Iglesia católica.

En los últimos días, sor Massimiliana y sor Angela Maria abandonaron el Convento para despedirse de la hermana anciana que permaneció en las dependencias conventuales, a cargo de una nueva monja enfermera. Mientras se alejaban del Monasterio de Santa Chiara, las dos monjas expulsadas fueron recibidas con cariño y solidaridad por los ciudadanos y ciudadabas del pueblo de Ravello. También han recibido muestras de apoyo y saludos de personas y comunidades cristianas de toda Italia, Francia, Portugal, Alemania, Bélgica, Austria y España…

La Hna. Massimiliana, después de 18 años viviendo en el Monasterio de Ravello, regresa a Nola, su ciudad natal, a la casa de su familia, acogiendo temporalmente a su hermana originaria de la India. Tomarán unos días de descanso, reflexión y oración para decidir sobre su futuro. Recordando que Jesús nada tuvo en esta vida, nunca tuvo como propio ni un pedazo de tierra… Y, así murió en la Cruz; pobre, abandonado y martirizado.

En toda Italia esta medida extrema ha causado malestar y desconcierto, líderes de comunidades cristianas y personas de buena voluntad se preguntan; ¿Como es posible que el Vaticano y el Papa cometan estos abusos en pleno tiempo de ‘proceso Sinodal’? ¿Puede más el dios dinero que la vocacón ejemplar de dos religiosas de Claustro que solo tienen por Misión orar y servir al prójimo?

Con el debido respeto -Hermano Papa Francisco-; esta medida del todo exagerada y avalada por Usted no tiene nada que ver con la ‘corrección fraterna’, ni con la belleza y la sencillez del Evangelio de Jesús el Nazareno.

Consejo de Redacción de Revista ‘Reflexión y Liberación’

Madrid – Santiago – Roma

Monasterio di Santa Chiara in Ravello / Costa d’Amalfi – Italia

El monasterio de santa María in Ravello está en la Costa amalfitana

Editor