Marzo 3, 2024

Carta de una madre israelí y de su hija

 Carta de una madre israelí y de su hija

Testimonio de Danielle y Emilia, una madre israelí quien junto con su hija, fueron detenidas por Hamas, en el curso de la operación Diluvio de Al-Aqsa y conducidas a Gaza, parte de  Palestina ocupada.

A los generales con quienes estuvimos en las últimas semanas. Parece que mañana nos separaremos, pero te agradezco desde el fondo de mi corazón la extraordinaria humanidad que mostraste hacia mi hija Emilia.

Fuisteis como padres para dejarla vagar libremente cuando quisiera. Ella siente que todos ustedes son sus amigos, no amigos cualquiera, sino amigos verdaderamente queridos y buenos.

Gracias, gracias, gracias por todo el tiempo que dedicaron como sus cuidadores. Gracias por tener paciencia con ella y colmarla de dulces, frutas y todo lo que esté a su alcance, a pesar de la falta de disponibilidad.

Los niños no deben permanecer en cautiverio, pero gracias a usted y a otras personas amables que conocimos en el camino, mi hija se sintió como una reina en Gaza… La hiciste sentir como si fuera el centro del mundo. No conoció a nadie en nuestro largo viaje, desde los miembros de menor rango hasta los líderes, que no la trataran con gentileza, afecto y amor.

Siempre seré cautiva de la gratitud porque mi hija no abandonaría este lugar con un trauma psicológico de por vida. Recordaré su amable comportamiento hacia nosotros a pesar de la difícil situación que ustedes mismos estaban enfrentando, sin mencionar sus graves pérdidas aquí en Gaza. Deseo que en este mundo podamos ser realmente buenos amigos.

Les deseo a todos salud y bienestar…Salud y amor para ustedes y los hijos de sus familias. Muchas gracias, Danielle y Emilia”.

Editor