|Viernes, Septiembre 20, 2019
You are here: Home » Sin categoría » “La Iglesia no pierde la esperanza de la reconciliación”

“La Iglesia no pierde la esperanza de la reconciliación” 

cq5dam.thumbnail.cropped.1000.563

Monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Nicaragua, tras su encuentro privado hoy con el Papa Francisco en el Vaticano, en reunión para analizar la delicada actualidad política-social de este país.

El Papa sigue de cerca la actualidad en Nicaragua

Entrevistado por, Gabriella Ceraso, Mons. Sommertag explica que el Santo Padre conoce de cerca la evolución del panorama político y social que vive el pueblo nicaragüense, actualmente sumido en una fase de diálogo nacional, (que se ha suspendido y retomado de manera intermitente) y con el que se pretende superar la crisis que atraviesa esta nación, en la que han muerto decenas de personas a raíz de varios enfrentamientos violentos en Managua y varias ciudades.

La Iglesia escucha con atención la voz del Papa

Por otra parte, Mons. Sommertag hace hincapié en que los obispos de Nicaragua escuchan con gran atención los llamamientos del Sucesor de Pedro, en especial aquellos que van dirigidos específicamente a este pueblo; al mismo tiempo que siguen empeñándose para que el diálogo vaya adelante, y rechazan con firmeza cualquier tipo de acto o manifestación violenta; así como el uso de un lenguaje que pueda ser dañino o ambiguo.

“La Iglesia de Nicaragua nunca ha abandona a su pueblo”, subraya el prelado polaco: “En cualquier ámbito de la vida de estas personas, la Iglesia es una presencia cercana, misericordiosa, fraterna, espiritual pero también es una presencia bien concreta, materialmente hablando”.

Cardenal Obando: figura de Paz, garante de la reconciliación

En relación al reciente fallecimiento del cardenal nicaragüense Miguel Obando y Bravo, Arzobispo emérito de Managua, a sus 92 años; quien en reconocimiento por su papel de mediación durante los años de la guerra civil fue declarado por la Asamblea Nacional como “Padre de la paz y de la reconciliación”; el Nuncio en Nicaragua explica que Su Eminencia fue un hombre pacifista, “buscado por todos” (tanto por amigos como por contrarios), y que él era en cierto modo “un garante de esta reconciliación”.

“Estoy convencido, de que en este delicado momento hace falta mucha oración, prudencia y coraje en la defensa del buen sentido común para encontrar una solución pacífica. La Santa Sede no pierde la esperanza en la reconciliación, porque la Iglesia, como siempre, cree en el hombre; que al haber sido creado a imagen y semejanza de Dios, cuenta con esta semejanza del Creador, que se manifestará “en el hallar una solución justa”, concluye Mons. Sommertag.

Vatican News  –  Roma

 

 

Related posts: