|Lunes, Enero 21, 2019
You are here: Home » Sin categoría » Los abusos en Australia llegan a la Corte Penal Internacional

Los abusos en Australia llegan a la Corte Penal Internacional 

f800x450-494321_545767_0

El Cardenal Goeroge Pell de la Iglesia australiana, quien maneja la economía del Vaticano, fue relegado por el Papa tras las acusaciones de abuso sexual.

Uno de los activistas más comprometidos entre las víctimas de los abusos de pedofilia del clero en Australia,  Peter Gogarty, se prepara para denunciar ante la Corte Penal Internacional (CPI) a esos agresores y también a quienes los encubrieron desde la Iglesia.

Gogarty dijo que cargará en los estrados internacionales contra quienes “declaran creer en el Evangelio y predicarlo, pero abusan de los menores” y también contra “aquellos que esconden tales delitos aberrantes”.

El activista pedirá al fiscal de la Corte investigar sobre otros prelados de la iglesia católica australiana, por aquello que él define como “crímenes contra la humanidad”. “Esto se refiere particularmente al encubrimiento de los abusos”, dijo Gogarty a la estación de radio ABC. “Específicamente, se trata del hecho de que personas con altos cargos en la Iglesia Católica sabían lo que estaba sucediendo en el escándalo de los abusos sexuales infantiles y, en lugar de cuidarlos, protegieron a los sacerdotes y religiosos pedófilos”, agregó. “Y en realidad el objetivo real era proteger la reputación y el patrimonio de la iglesia”.

Durante los últimos dos años, Gogarty estudió muchos textos y documentos legales, se familiarizó con las reglas de la Corte Penal Internacional y revisó innumerables documentos del Vaticano y de la Iglesia Católica.

Su presentación ante la Corte, que enumera a más de 200 miembros de alto rango de la iglesia, sostiene que esta “actuó con impunidad en todas las jurisdicciones nacionales del mundo”. El documento apunta que “sucesivos pontífices han confiado la gestión exclusiva del problema del abuso sexual de menores en las filas de la iglesia, a la Congregación de la Doctrina de la Fe, que emitió directivas a todos los obispos y jefes de congregaciones religiosas de todo el mundo con respecto a los procedimientos para lidiar con las denuncias de abuso sexual infantil”.

La Iglesia Católica fue un punto focal de la Comisión Nacional de Investigación australiana sobre las respuestas de las instituciones a los abusos sexuales infantiles, que encontró “fallas catastróficas del liderazgo de las autoridades de la Iglesia Católica durante muchas décadas” con denuncias de abuso sexual sobre menores pero nunca reportadas a la policía y a otras autoridades civiles, permitiendo a los perpetradores que permanezcan en el ministerio en la misma localidad o sean transferidos a otros lugares sin el conocimiento de los nuevos feligreses. Pero después de la investigación, hasta ahora ninguna persona ha sido responsabilizada por haber ocultado los abusos.

Gogarty es optimista acerca de la posibilidad de que el caso esté dentro del estatuto de la Corte Internacional y de que el abogado de la Corte opte por seguir el caso, pero reconoce que el caso es extremadamente complejo y que hay varios obstáculos que superar.

En el Vaticano, existe preocupación de que estos casos de abusos sexuales a menores lleguen a la Corte Penal Internacional, desatando nuevas tensiones y escándalos por la magnitud de la Pedofilia y la cantidad de países en que se cometieron, reiteradamente, estos crímenes.

Agencias Noticiosas en Roma   –   Reflexión y Liberación

Related posts: