Abril 22, 2024

Sudáfrica a la CIJ: ¡No al Genocidio en Rafah!

 Sudáfrica a la CIJ: ¡No al Genocidio en Rafah!

El Gobierno de la República de Sudáfrica ha solicitado a la Corte Internacional de Justicia que considere con la mayor urgencia si las circunstancias que se desarrollan en Rafah “requieren que ejerza su poder para evitar una nueva violación inminente de los derechos de los palestinos en Gaza”. Sudáfrica también se reserva su propio derecho a tomar medidas adicionales con respecto a la situación.

Con “circunstancias actuales en Rafah”, el comunicado de Sudáfrica alude a los ataques del Ejército de Israel sobre el sur de la Franja de Gaza, donde está bombardeando con intensidad la ciudad de Rafah. Sudáfrica recuerda que en esta ciudad residen habitualmente 280.000 palestinos y que ahora alberga a un millón y medio de personas, más de la mitad de la población gazatí, principalmente en tiendas de campaña improvisadas. Se instalaron allí desde el norte, siguiendo las órdenes de evacuación dictadas por Israel. Citando al Comité Internacional de la Cruz Roja, Sudáfrica entiende que no hay opción para la evacuación de la población palestina en Rafah ya que no hay otro lugar al que la gente pueda ir, y también señala que el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha declarado inequívocamente que una intervención militar en gran escala contra Rafah “aumentaría exponencialmente lo que ya es una pesadilla humanitaria con consecuencias regionales incalculables”.

Por todo ello, la República de Sudáfrica se muestra “profundamente preocupada por el hecho de que la ofensiva militar sin precedentes contra Rafah, como anunció el Estado de Israel, ya ha dado lugar y dará lugar a nuevos ataques de gran envergadura matanzas, daños y destrucción a gran escala, en violación grave e irreparable de la Convención sobre el Genocidio y del Auto del Tribunal de 26 de enero de 2024”. En consecuencia, y dada la situación de extrema emergencia, la República de Sudáfrica solicita que la Corte valore si procede la adopción de medidas contra Israel.

El 26 de enero, la Corte Internacional de Justicia, el más alto tribunal de Naciones Unidas, sentenció que hay motivos para investigar a Israel por genocidio, tras la denuncia por genocidio presentada por Sudáfrica y la vista celebrada en La Haya. La Corte se pronunció a favor de la mayoría de peticiones planteadas por el equipo legal sudafricano. Lo hacía, además, con los votos de la mayoría del jurado (15 votos de 17).

Sin embargo, la Corte Internacional de Justicia no ordenó explícitamente un alto el fuego. Sí indicó que Israel debe aplicar seis medidas provisionales con urgencia ante “un riesgo real e inminente de que se cause un perjuicio irreparable a los derechos humanos”, entre ellos el “derecho de los palestinos en Gaza a ser protegidos contra actos de genocidio”. 

El Salto – Reflexión y Liberación

Santiago – Roma – Madrid

Editor