Abril 22, 2024

12 mil niños palestinos asesinados

 12 mil niños palestinos asesinados

La sangrienta guerra israelí en la Franja de Gaza tiene a los niños en el blanco de sus objetivos y cada día aumenta el sufrimiento para los pequeños en la Franja de Gaza.

Después de 136 días de guerra genocida, la ocupación asesina a los infantes a un ritmo catastrófico y con un nivel de brutalidad nunca visto en el mundo, concluyeron organizaciones palestinas de derechos humanos.

El número de menores de 18 años en Gaza es de aproximadamente 1,6 millones, y los más pequeños constituyen el 47 por ciento de la población total de esa zona asediada, según datos publicados por la Oficina Central Palestina de Estadísticas.

Más de 28 mil personas murieron en la Franja de Gaza y 12 mil pertenecen a esa parte más vulnerable de la población, reflejaron los datos. Igualmente, alertaron que de las siete mil personas aún desaparecidas, 70 por ciento son niños y mujeres.

De acuerdo con informes de los centros palestinos de Derechos Humanos y Al Mezan, así como la Fundación Al-Haq, esos números representan el doble de la tasa de asesinato de niños registrados en Palestina durante los últimos veinte años.

A criterio de Save the Children, más de 10 infantes pierden una o ambas piernas cada día en Gaza desde el inicio de la agresión militar israelí como consecuencia de la falta de equipos médicos, suministros y medicamentos, en medio del enorme número de víctimas.

En una declaración, recordó que los cortes de energía y el agotamiento del combustible para operar la única central eléctrica en Gaza, expuso a la muerte a muchos recién nacidos en incubadoras.

Igualmente, los continuos ataques israelíes a las instituciones de salud y los hospitales inactivos exacerban el sufrimiento de los menores con insuficiencia renal que necesitan diálisis constante y urgente.

El desplazamiento es otra faceta de la angustia. Entre los aproximadamente 1,9 millones de personas expulsadas del norte y centro de la Franja de Gazamás de la mitad son menores y muchos de ellos ya los obligaron a salir de sus sitios de residencia más de una vez, indicó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La organización calculó además que, al menos, 17 mil de ellos están hoy separados de sus familias.

No sé nada de mi familia

Salsabil Badawi, de 16 años, residente en Gaza; relata escenas horribles durante su desplazamiento: “Una semana más o menos después del inicio del ataque terrestre a la Franja de Gaza, el ejército de ocupación israelí comenzó a bombardear el barrio donde vivíamos. Mi madre me pidió fuera al sur con los vecinos y luego ella y mis hermanos me seguirían. Pero uno de ellos murió, el otro resultó herido en las piernas y de mi madre no volví a saber”, relata.

Según detalla, durante el viaje vio los cuerpos de muchos mártires tirados en el suelo. Tuvo que pasar por encima de ellos y sobre la cabeza de uno de los cadáveres, recuerda angustiada y pide a Dios que la perdone.

“En el camino, vi tanques frente a mí y el ejército de ocupación asesinaba gente a mi lado. Después me separé de ellos y en la desesperación me acerqué al puesto de control, pero los reencontré y vinimos todos juntos para Rafah”.

Canal Satelital Pan-Arabe – Reflexión y Liberación

Editor