Junio 13, 2024

El drama de la droga en Chile

 El drama de la droga en Chile

Ver y escuchar a la Hna. Karoline Mayer es una experiencia que les ha cambiado la vida a muchos que trabajan con ella día y noche junto a los pobres y desamparados.

Sobre el drama de la droga su Testimonio:

Vivo en la población Quinta Bella, en la zona norte de Santiago, desde hace más de 30 años y he visto cómo llegó la droga allí, aproximadamente en 1989. Al comienzo estaba la marihuana y el problema de los chicos con el neoprén. Vi cómo en un momento se infiltró la pasta base, que es lo peor que uno se pueda imaginar, además de los psicofármacos. También las drogas sintéticas. Al final también llegó la coca. Si tú vas mañana en la mañana a mi casa verás que enfrente habrá al menos unos 15 a 20 papelillos de los chicos que han fumado marihuana o consumido pasta base. Los menos, coca, porque es muy cara. Esto es algo que necesitamos enfrentar ya, y de una manera distinta. Para mí, el mayor problema es el narcotráfico.

Conocí a un chico, cuya familia me vino a avisar que él estaba en peligro de muerte dentro en la cárcel. Él había asesinado al hijo de un carabinero que traficaba con él. Probablemente no pagó lo que debía y quizás también delató al carabinero, pues al señor carabinero también lo detuvieron. Estaban en la misma cárcel. El chico estuvo ahí tres o cuatro meses y lo mataron dentro. Yo hice su funeral. Bueno, él era un traficante. Eso es verdad.

Hay que saber que allí en la cárcel están todos los de abajo, pero no hay ningún traficante de cúpula. Y por supuesto están en cierto sentido un poco defendidos porque el traficante siempre tiene miedo de que alguien los delate en la cárcel o durante el proceso. Los mismos traficantes les pagan abogados a los más chicos y les dan incluso alguna subvención a las familias para que no hablen.

Ojalá el país pudiera hacer un diagnóstico a todos los que sufren adicción. Yo buscaría hacer un registro de todas las personas que se reconozcan adictas y de aquellos a los que sus familias consideren adictos. También hay que hacer una campaña fulminante en el país para que los colegios y las familias tengan ojo con lo que consumen sus hijos y a quienes contactan. Observar bien los lugares cercanos a los colegios. Que estemos todos mirando constantemente. Necesitamos con suma urgencia una campaña decidida, comprometida. Que la televisión todos los días le dé duro a este tema.

Tenemos que ver en conjunto cómo vamos a protegernos de la droga. Sé bien lo que digo: los adictos viven en un infierno al que arrastran a todo su entorno. Creo que hasta ahora no hemos hecho lo que tenemos que hacer. Hemos levantado cada vez más muros y más rejas y puesto más alarmas y más guardias, pero no ha servido de nada.

Debe haber un cambio radical en la forma como la sociedad mira este problema. Y ahora. Esto ya está siendo inmanejable. Esta enfermedad es grave-grave. Debe haber un plan fuertísimo que nos involucre a todos. Creo que hay que hacerlo dentro del marco de salud, que es como lo hicieron en Alemania, por ejemplo. Quienes más nos podrían ayudar pueden ser los ex adictos, aquellos que de verdad se han recuperado. Nos pueden dar pistas. Este tema es multidimensional y la respuesta debe serlo también.

Tenemos que entenderlo de una vez. Empieza de a poquito, con un par de pitos a la semana, luego al día, o la mitad del pito que te convida el otro. Al comienzo, los traficantes te regalan y después tienes que pagar, y la droga te lleva a la angustia. La droga es la angustia.

En lo que yo conozco, es muy difícil que las personas no caigan. Están los que regalan la droga, los que la consumen, los que reciben plata por ella, los que les guardan la droga a otras personas, los que protegen a los traficantes, porque de alguna manera aportan o porque son parientes.

Hay que hacer un diagnóstico de los que sufren adicción y una campaña fulminante en el país para que los colegios y las familias tengan ojo con lo que consumen sus hijos y a quienes contactan.

Hna. Karoline Mayer / Fundación Cristo Vive

Santiago de Chile

Editor