|Jueves, Diciembre 1, 2022
You are here: Home » Teología de la Liberación » Conocer y compartir la vida de los pobres

Conocer y compartir la vida de los pobres 

20220524T0815-DAVOS-UISG-GLOBAL-SOLIDARITY-1715293

Al compartir sus experiencias de trabajo con los pobres y marginados y al establecer alianzas con líderes gubernamentales y empresariales comprometidos con mejorar la vida de las personas, las hermanas religiosas están convencidas de que “podemos generar un cambio sustancial y sistémico”, dijo la Hna. Patricia Murray.

Como secretaria ejecutiva de la Unión Internacional de Superioras Generales de mujeres, Hna. Murray estuvo en Davos a fines de mayo para el Foro Económico Mundial y, especialmente, para participar en eventos en el “Espacio de asociación Goal 17” del foro, un espacio de reunión para líderes y representantes empresariales. de organizaciones no gubernamentales.

El Fondo de Solidaridad Global y la Fundación Conrad N. Hilton patrocinaron un evento en el espacio el 23 de mayo, “Promoviendo el Liderazgo Valiente: Elevando las Voces de los Márgenes”, con Murray; su directora ejecutiva asociada, la Hna. Mary John Kudiyiruppil, miembro de las Misioneras del Espíritu Santo de la India; y la salesiana Hna. Ruth del Pilar Mora, natural de Colombia que trabajó en Etiopía durante años.

Las más de 600.000 hermanas católicas en el mundo conocen y comparten la vida de los pobres, trabajan junto a ellos y no huyen, dijo Murray.

Los líderes empresariales y gubernamentales en Davos, dijo, se toman en serio la búsqueda de soluciones para los desafíos globales como el cambio climático y la bienvenida e integración de migrantes y refugiados.

“Muchas hermanas, sacerdotes y hermanos que están haciendo un trabajo extraordinario para el desarrollo de las personas dedican tiempo a buscar financiamiento”, dijo Murray, y en Davos “tienes todo el mundo empresarial aquí, líderes que quieren marcar la diferencia. “

“Una de las cosas que realmente me ha impresionado” es escuchar a los líderes empresariales hablar desde una perspectiva moral y espiritual, aunque “puede que no usen esas palabras”, dijo. Pero está claro que hay “un sentido de responsabilidad social creciente en todos los niveles“.

Murray dijo que el apoyo del Fondo de Solidaridad Global es importante no solo para financiar el trabajo de desarrollo de las religiosas y ayudarlos a asociarse con las empresas, sino también para ayudar a las hermanas a aprender cómo abogar por los pobres y con ellos.

“Es una habilidad”, dijo, “pero también para nosotras como hermanas, es parte de nuestra forma de vida profética, que hablemos en nombre de los que no tienen voz y, mejor aún, si damos a los que no tienen expresar una nueva forma de presentar su caso a las personas que pueden marcar una diferencia en sus vidas”.

El Fondo de Solidaridad Global y Unilever, la multinacional con sede en Londres, también unieron fuerzas para patrocinar un debate en Davos el 24 de mayo sobre “Creación de empleo en los extremos: refugiados, mercados y el poder de las asociaciones” y para compartir ideas de su trabajo conjunto en el proyecto en Colombia para apoyar a las órdenes religiosas que trabajan con migrantes y refugiados para iniciar pequeños negocios y capacitar a las personas para ocupar los puestos de trabajo que necesitan las empresas e industrias locales.

Marta Guglielmetti, directora ejecutiva del Fondo de Solidaridad Global, dijo que muchos migrantes y refugiados no tienen más remedio que aceptar la caridad cuando llegan por primera vez a una nueva tierra, pero quieren trabajar y mantenerse a sí mismos y a sus familias.

Global Sisters Report  –  Reflexión y Liberación

Related posts: